Inundación en Guachaca deja 1700 personas damnificadas – Otras Ciudades – Colombia



Los habitantes del corregimiento de Guachaca, zona rural de Santa Marta vivieron una noche triste y angustiante luego de tener que salir corriendo y ver cómo el río en cuestión de minutos penetraba sus casas y arrasaba con muebles y electrodomésticos.

Desde el viernes cuando se registró una primera inundación en horas de la noche, esta población permanecía en alerta máxima.

Este domingo por la tarde, las familias al darse cuenta que los niveles del agua comenzaba a subir en las calles, no dudaron en dejar todo lo material a un lado y proteger sus vidas en la parte.(Lea también: 10 años de la tragedia que inundó el sur del Atlántico)

Según la oficina Distrital de Gestión del Riesgo, esa reacción oportuna de la gente, hizo posible que la emergencia no dejara pérdidas humanas.

No obstante, el panorama que dejó la creciente súbita del Río Guachaca en el pueblo que lleva el mismo nombre es desolador.

Inundación total

El reporte oficial indica que el 90.14 por ciento de la superficie del corregimiento
quedó bajo el agua y el 82 por ciento presenta afectaciones de gravedad.

Las personas aglomeradas en la parte alta, desde la carretera Troncal del Oriente observaban con impotencia como la corriente del río arrastraba sus enceres y elementos que les llevó años conseguir.

Se estima que la inundación dejó a unos 1728 damnificados entre niños, adultos y ancianos. Así mismo los daños superan los 3.450 millones de pesos.

Algunos pobladores quedaron atrapados en medio del agua y tuvieron que subirse encima de los techos de sus casas porque el agua alcanzó los 2.5 metros de altura.
Todas esas personas fueron rescatadas por los organismos de socorro que hicieron presencia en la zona de desastre.

Por lo menos 1700 personas resultaron damnificadas por la inundación.

Foto:

Alcaldía de Santa Marta

La Ogricc precisó qué hay cuatro con problemas de salud, uno de gravedad. Ellos fueron remitidos a clínicas de Santa Marta para que recibieran atención oportuna.
“La evaluación de daños indica que ocho inmuebles quedaron destruidos, 67 casas más averiadas y más de 300 con diferentes tipos de afectaciones al igual que el centro de salud local y un colegio que quedaron cubiertos por el agua”, manifestó Jaime Avendaño de la Oficina departamental de Gestión del Riesgo que hace parte del equipo que asiste a esta hora a la población de Guachaca.

Tatiana Sobrino, una de las damnificadas dijo que lo que vive parece una pesadilla. “Desde el viernes que se presentó la primera inundación permanecíamos intranquilos, sabíamos que el río se podía meter en cualquier momento; sin embargo, uno nunca está preparado para afrontar un desastre natural”, manifestó.

Sobrino dijo que el río le quitó todo y no sabe ahora para dónde va coger con sus dos hijos.
“Primero la pandemia y ahora esta emergencia. Quedamos con una mano adelante y la otra atrás; esperamos que Dios y el gobierno no nos deje solos en esto”, expresó la mujer cabeza de familia.

El plan de acción

La  oficina de gestión del riesgo de Santa Marta envió un  equipo técnico para evaluar la emergencia y coordinar la asistencia a las familias.

Las primeras acciones están dirigidas a la limpieza de colegios y el puesto de salud, para luego seguir con viviendas afectadas. Para estas intervenciones se contará con el apoyo de los Bomberos de Santa Marta y voluntarios.

Al mismo tiempo serán instaladas ollas comunitarias para brindar raciones de comida a los afectados para consumo inmediato durante el desarrollo del día y la atención de la emergencia.

Habrán intervenciones mecánicas con el Banco de Maquinaria Amarilla (Bamam) para el retiro del sedimento que dificulta la transitabilidad por las vías del corregimiento.

Con apoyo de la Empresa de Servicios Público de Santa Marta (Essmar) se hará el retiro de desechos inservibles y restos vegetales.

Los organismos de socorro de Santa Marta han hecho presencia en la zona.

Foto:

Alcaldía de Santa Marta

Por otra parte, la Alcaldía dispondrá de 5 camiones cisterna con capacidad de 20 mil litros cada uno, para el suministro de agua potable a la población afectada.

Se articularán acciones desde la Alcaldía con la Gobernación del Magdalena y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) para a la mayor brevedad posible tener el Registro Único de Damnificados (RUD) y poder así brindar una atención integral a los afectados.

Hasta la zona se trasladará un equipo médico de la Secretaría de Salud, para poyar a las familias que requieran de atención. De igual forma se desarrollarán jornadas de fumigación para evitar la propagación de plagas.

A través de la Secretaría de Promoción Social, Inclusión y Equidad, brindarán apoyo psicosocial a quienes a causa de este fenómeno natural, lo perdieron todo.

Finalmente con el apoyo de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, Articularemos esfuerzos con la Policía y el Ejército Nacional en la medida de lo posible, para brindar seguridad a las familias afectadas y darle garantías a quienes necesitan una protección sobre los enseres, electrodomésticos y demás pertenencias.

Roger Urieles
Para EL TIEMPO Santa Marta
@rogeruv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *