La lucha de una madre que perdió a su hija en un accidente – Santander – Colombia



El 29 de agosto del 2011 a las 6:30 de la mañana, Nadya María Mayorga Bustamente de 29 años conducía su automóvil marca chevrolet Corsa. Ese día le cambió la vida a Margarita Bustamente, su mamá.

Nadya llevaba como copiloto su hoja de vida pues se dirigía al municipio de San Gil (Santander) a firmar un contrato laboral, era veterinaria.

Pocos minutos después de salir de su casa en el municipio de Floridablanca- exactamente en el kilómetro 85 a la altura de la sede campestre de Cajasan en la autopista entre Bucaramanga y Piedecuesta- pierde el control de su vehículo y choca contra un árbol del separador que le arrebató la vida.

(Le puede interesar: Sacerdote pagará condena de 16 años por abuso sexual de menor)
“El día anterior había llovido mucho en ese sector y allí se forman unos baches por el mal estado de la vía que se llenan de agua lluvia y se sedimenta lodo tierra y material de arrastre entonces aunque las personas no vayan rápido pierden la estabilidad los conductores y eso le pasó a mi hija”, indicó Margarita Bustamente, madre de Nadya.

Minutos después del accidente, las autoridades trasladaron a Nadya al hospital de Piedecuesta y llamaron a un amiga que estaba como referencia en su hoja de vida.

Margarita recuerda ese momento como si fuera ayer. Esa llamada la derrumbó. Mientras ella iba al hospital de Piedecuesta solo rezaba pidiendole a Dios que su hija se salvara pero cuando llegó al centro clínico se encontró con otra realidad.

Nady falleció por sus múltiples heridas y este fue el comienzo de una lucha que lleva Margarita para evitar accidentes como el de su hija.

Los padres de Nadya comenzaron a buscar respuestas sobre el accidente de su hija, creían firmemente que se trataba de falta de mantenimiento vial y no una imprudencia de su hija.

Contrataron una empresa privada de la ciudad de Bogotá para que efectuara un estudio sobre el accidente y les diera las respuestas que necesitaban.

“Se puede determinar que la causa que generó el accidente ha sido un fenómeno de hidroplaneo presentado entre el vehículo y la superficie, la cual ocasionó que el vehículo perdiese el control al no tener adherencia entre las dos superficies-la de rodadura y el neumático-, el fenómeno se presentó por la acumulación de agua en la vía que fue generada por la falta de mantenimiento y limpieza de las estructuras del drenaje”, dice el documento del estudio contratado por la familia de Nadya.

(Lea también: Repudio y dolor en Nariño por el asesinato de una niña de 9 años).

Más víctimas

En este mismo punto, siete años más tarde, el 2 de julio del 2018 falleció Luis Carlos Caicedo Rincón, de 23 años en las mismas condiciones que Nadya y el 6 de abril del 2019 la nueva víctima en este punto fue la joven María Cristina Moreno.

“Cuando vi la noticia de la muerte de Luis Carlos yo llamé a todas las funerarias de la ciudad y fui a donde lo estaban velando, hablé con la mamá y le conté sobre la lucha que yo emprendí para evitar más víctimas fatales en este punto”, dijo Margarita.

Cuando sucedió el accidente que dejó como víctima fatal a María Cristina, estas tres madres decidieron ubicar unos letreros de advertencia en este punto.

“Aquí falleció mi hijo por la desidia del estado y la indolencia de las autoridades locales”, se puede leer en uno de los carteles que ubicaron estas madres.

Las madres ubicaron estos carteles en el punto donde fallecieron sus hijos.

Donde Nadya hubiera podido frenar con las llantas delanteras se hubiera salvado

En el 2013, Margarita inició un proceso legal contra el estado argumentando que fue la falta de mantenimiento en la vía la que generó que Nadya perdiera el control de su vehículo y chocara contra el árbol.

(Además: Con súplicas, mujer evitó que robaran su celular)

“Presentamos todos los informes, los estudio de expertos ingenieros que llegaron desde Bogotá a hacerlos y concluyeron que la acumulación se dio porque no había buen drenaje en las alcantarillas y se daba el fenómeno de hidroplaneo. Donde Nadya hubiera podido frenar con las llantas delanteras se hubiera salvado”, dice Margarita.

Actualmente la familia de Nadya espera el fallo al recurso de apelación que interpusieron ante el Tribunal Administrativo de Santander después de que un juez fallara en primera instancia a favor del estado.

(Lea también: Los millonarios robos que tienen en penumbra al nuevo puente Pumarejo)

Las familias de las otras víctimas también demandaron.

Margarita aún conserva la foto de Nadya como perfil de Whatsapp, aunque le llena de dolor hablar del accidente, sabe que tiene una misión y es mitigar la accidentalidad en este punto y evitar que más familias pasen por este dolor de perder un ser querido.

Nadya María Mayorga Bustamente falleció a sus 29 años.

“Nosotros pedimos encarecidamente como madres de estas víctimas que se haga justicia. Hacemos un llamado al estado porque ya es hora de tomar cartas en el asunto. No queremos más sufrimiento de familias que puedan perder en este punto a sus seres queridos”, dice Margarita con su voz entrecortada.

MARÍA ALEJANDRA RODRÍGUEZ
Corresponsal EL TIEMPO
BUCARAMANGA
Twitter: @mariasrodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *