Cultura: la artista plástica Gabriela Pinilla presenta su obra sobre la pandemia – Arte y Teatro – Cultura



En la Universidad Jorge Taleo Lozano, Gabriela Pinilla fue una piedra en el zapato para la decanatura de artes plásticas. Su proyecto de tesis de grado, en 2007, era “demasiado” de izquierda, ¿qué podían pensar los padres de familia de otros estudiantes?, ¿qué demonios eran esos dibujos?, ¿pedagogía para guerrilleros? ¡Dios! Pinilla no cedió.

En su cabeza había idea fija. En su adolescencia había sido una fiel lectora de la revista de izquierda Alternativa y creía firmemente en los postulados de Walter Benjamin; si no comprendes el pasado, no puedes transformar el presente, ¿por qué iba a ceder? La Universidad cedió y ella se graduó con La venganza de la historia, un proyecto en el que no se ha detenido un solo minuto desde esa época y en el que se ha empeñado en narrar visualmente –con una pintura técnicamente impecable– la historia de la izquierda y el complejo origen de los grupos armados en Colombia.

(Encuentre todas las obras de la alianza entre el Mambo y EL TIEMPO)

La obra de la artista plástica Gabriela Pinilla.

Viajó a Brasil a hacer su maestría en historia del arte; tuvo mellizos, volvió a Colombia y finalizó sus estudios en la Universidad Nacional y, desde entonces, además de dibujar y pintar, tener exposiciones en espacios como Valenzuela Klenner y Bis, ha sido profesora en la Asab, en el Externado y en la Javeriana.

La obra que hizo para EL TIEMPO y para el Mambo sobre la pandemia toma ese mismo punto de vista: el de la oposición. La protagonista de la imagen en primer plano es Betsabé Espinal, una de la primeras líderes sindicales en Colombia que, en 1920, fue protagonista en Medellín de la huelga de las hilanderas. El fondo alude a las últimas protestas en Bogotá y la bandera que tejen –“El hambre produce rabia!!”– al problema social y económico agigantado por el Covid 19.

“La preocupación por el pasado es una parte fundamental en la práctica artística de Pinilla, cuya traducción, eleva el sistema de clasificación de la información y del conocimiento a un principio estético orientado a abordar la crítica cultural, social o política del presente. Es lo que Hal Foster definió como ‘el impulso de archivo’ [archival impulse], una actitud para compartir ‘la noción de la práctica artística como una investigación idiosincrática de figuras, objetos y sucesos particulares en el arte, la filosofía y la historia de la modernidad’”, dice Eugenio Viola, curador jefe del Mambo.

Más obras de la alianza entre el Mambo y EL TIEMPO

Fernando Gómez Echeverri
Editor de Cultura 
En Twitter: @LaFeriaDelArte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *