Cultura: el artista plástico Luis Luna presenta su obra de arte sobre el coronavirus – Arte y Teatro – Cultura



En los primeros días de pandemia, Luis Luna se topó con un escenario inesperado: se quedó sin espacio para pintar.

Luna venía trabajando grandes telas en su taller en Villa de Leyva. Regresó a Bogotá para estar con su familia con un permiso especial. Se refugió en su apartamento y las telas que venía trabajando quedaron abandonadas temporalmente: en plena cuarentena tampoco podía ir al estudio; no había permisos ni ganas de moverse. Tomó varias resmas de papel hecho a mano y pasó horas y horas en la sala haciendo dibujos y leyendo y releyendo.

Y volvió a La Peste, de Camus.

Y se encontró con un clásico de la pandemia que hablaba de lo que estábamos viviendo: la desconfianza, la suspicacia, la mirada extraña de los vecinos; lo lejos y lo cerca que podíamos estar unos de otros.

(Encuentre todas las obras sobre la pandemia de la alianza entre el Mambo y EL TIEMPO)

Luna ha mezclado en sus pinturas grafismos y textos; las frases que incluye en ocasiones se convierten en llamados misteriosos. Las palabras toman valores pictóricos y se convierten en trazos, pero –como una serpiente– se muerden la cola y generan otras ideas, otros significados.

En esta obra para EL TIEMPO y para el Mambo sobre la pandemia, tomó un fragmento de La peste y lo transcribió sobre el papel en el que trabajaba el dibujo de un ciervo y el ala de un ángel. “Este dibujo fue creciendo a partir de un ciervo, adorado en todas las culturas, señal de sabiduría, mansedumbre, nobleza, sol y fertilidad que aparece junto a un ángel o ser hadado”. La mezcla de los dibujos se sumó a la mezcla de textos y al fragmento de Camus le añadió un trozo de papel transparente que habla del Amazonas, “pasamos de la materia sucia y viscosa de la nota de Camus a la selva amazónica como un ser hadado, símbolo de rescate y esplendor”.

La obra de Luis Luna sobre la pandemia: una mezcla de  La Peste, de Camus, y dibujos.

“La exquisita ejecución formal de la obra de Luna, oculta a primera vista las numerosas sugestiones que, estratificadas, ofrecen un verdadero palimpsesto visual y conceptual, en el que los diferentes referentes se manifiestan a través de un juego de progresivo (des)velar de sentido. Aquí la densidad simbólica del ciervo se encuentra con la del ángel, y los indicios alquímicos con ‘La peste’ de Camus, obra que en estos tiempos inciertos se vuelve ominosamente profética”, dice Eugenio Viola, curador jefe del Mambo.

Más noticias de arte en Cultura y Entretenimiento

Fernando Gómez Echeverri
Editor de Cultura
En Twitter: @LaFeriaDelArte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *