Peajes electrónicos, con retrasos | Economía



Con la reapertura regresaron los viajes en carretera, y a pesar de que la pandemia congeló varios procesos por cerca de seis meses, otros, como los peajes electrónicos, parecen venir con retrasos desde antes, pues según confirmó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, tampoco estarán listos antes de 2021.

(Lea: Peajes electrónicos recaudarían hasta $420.000 millones al año)

Actualmente, de los 101 peajes a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), hay 26 electrónicos. El Instituto Nacional de Vías (Invías) tiene a su cargo 43 estaciones de peaje, de estas solo 14 tienen incorporado el sistema, pero aún no están en operación, sino que en pruebas piloto para su puesta en funcionamiento en marzo de 2021.

(Lea: Los peajes electrónicos unificados tendrán que estar listos en un año)

La ministra explicó que parte del retraso se justifica en que la normativa original, contemplada en la Resolución 546 de 2018, sentaba las bases para la habilitación de los peajes electrónicos, pero no obligaba a los actores a que fueran interoperables, lo que quiere decir que los usuarios pueden tener una tarjeta de pago para varias concesiones. Por ello el Ministerio contrató una consultoría para completar la tarea.

“Ha sido complejo. Con base en la normatividad existente ya hay peajes operando de manera electrónica, pero esperamos que el próximo semestre nos den el resultado de esta consultoría para fijar esos estándares de interoperabilidad, y que entre en vigor el próximo año”, dijo Orozco.

La ministra advirtió que eso no quiere decir que todos los peajes van a ser electrónicos, y que la transición puede ser más lenta de lo previsto, dado que algunos contratos de concesión no contemplan esa obligación, pero mencionó que espera que una vez se logré el estándar de interoperabilidad, los operadores puedan aumentar su cobertura de peajes electrónicos.

La habilitación de los peajes con recaudo electrónico vehicular (IP/REV) se tenía prevista para el 12 de marzo, tras una prórroga de un año que estableció la cartera en 2019. Sin embargo, y en parte a raíz de la pandemia, este año se extendió nuevamente el plazo para que los responsables de peajes en todo el país puedan obtener la certificación como Operadores del Sistema de Interoperabilidad.

Nidia Hernández, presidente ejecutiva de Colfecar, aseguró que “la implementación de los peajes electrónicos constituye una ventaja para todos los actores de la vía, permitiendo ahorro en tiempos y aumento en la productividad”.

Para Hernández los peajes tradicionales se han convertido en cuellos de botella por las largas filas, mientras que los electrónicos, representan un menor desgaste financiero y a nivel contable y tributario facilitan el acceso a soportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *