Retorno a clases en el mundo: una reapertura envuelta en caos | Economía



Con las posibles excepciones de algunos países asiáticos como China, Japón o Corea del Sur, cuya vuelta a clases se desarrolló sin mayores incidentes en los últimos meses, el regreso a las aulas en otras partes de Asia, Europa y Estados Unidos se podría resumir en una palabra: caos.

(Lea: Colegios privados de Bogotá deberán seguir con clases no presenciales)

El caso más significativo es el de Europa, región que atraviesa en estos días por los peores momentos en términos de contagios desde que inició la pandemia. Con poco más de dos semanas de reapertura de escuelas, muchas son las alarmas que hacen dudar sobre la pertinencia de volver a la presencialidad en la educación.

(Lea: Universidades le apuntan al regreso combinado a las aulas)

En España, según las cifras de un sindicato de profesores esta semana, en este corto periodo de tiempo se han cerrado 117 escuelas y alrededor de 214 aulas tras registrar contagios por coronavirus en los centros.

(Lea: Por ahora no hay condiciones para el regreso a clases presenciales)
Asimismo, en Francia, según el Ministerio de Educación, ya se han clausurado 89 centros y algunas universidades, como la sede de Sciences Po en París.

Y esta es una situación que se repite. Otro ejemplo es Reino Unido, que hasta el jueves había reportado un total de 1.118 colegios en los que se había registrado algún contagio desde la reapertura. De hecho, el 12% de estudiantes, no ha acudido a clases por la negativa de los padres y madres de exponer a sus hijos.

Algunos, incluso, han tomado medidas más drásticas, como Praga (República Checa), que ante el incremento de los casos en las aulas, ordenó la vuelta a la virtualidad de todas las universidades desde este lunes.

Otros han ido posponiendo la fecha de vuelta, como es el caso de Nueva York y otros lugares de Estados Unidos, o varias regiones de Italia, por ejemplo, que de manera general fijó la reapertura para este lunes.

Por supuesto no todas las experiencias han sido negativas, y prueba de ello es Alemania, pues aunque en las dos primeras semanas registró contagios en 41 colegios tan solo de Berlín, desde entonces las cifras no han subido significativamente.

Ante todo, en varios países cuentan con un alto porcentaje de padres y madres que se niegan a llevar a sus hijos a la escuela. Como en el caso de Reino Unido, en España una encuesta mostró que el 62,8% de estos no quieren que sus hijos asistan, por la percepción de falta de seguridad. Esta cifra aumenta al 64% en otro estudio de Francia, al tiempo que el 82% apoyó un modelo de regreso voluntario.

Y este rechazo no es solo de los padres, sino que muchos docentes también han alertado de los riesgos. Como explica Javier Gijón, profesor de primaria del colegio Gerado Diego, en Madrid, “la organización por parte de las autoridades ha sido caótica desde antes de la vuelta. La semana anterior al regreso ni siquiera se tenía claridad de las medidas que se iban a adoptar. Entre los maestros se convocó una huelga, y tan solo fue en ese entonces cuando se tomaron acciones improvisadas. Tras dos semanas, la sensación es de mucho estrés, ajetreo y caos”.

MAYORES PROTOCOLOS

A pesar de las diferencias entre países o regiones, muchas de las medidas que se han tomado en la vuelta a clase pasan por el uso obligatorio de la mascarilla en los centros, la separación entre alumnos, los modelos de semipresencialidad, más profesores, prohibir el uso compartido de materiales escolares, o la adaptación de las mismas aulas para evitar contagios.

Según Gijón, “el mayor trabajo ha sido en organizar las aulas, y se intenta mantener la distancia entre mesas y que no se comparta el material. Entre las medidas que se están adoptando están el uso de tapabocas, lavarse las manos al menos cinco veces al día, la entrada y salida escalonada al centro, la toma de temperatura e incluso turnos en el recreo por clase, en los que los grupos no se pueden juntar, aunque su aplicación es prácticamente imposible”.

Como agrega el profesor, los centros han recibido más maestros para desdoblar turnos, se han hecho grupos más pequeños (dos clases dividirlas en tres) e incluso internivel, y se ha creado la ‘aula burbuja’, que consiste en un grupo estable de alumnos que se pueden relacionar entre sí, pero no con el resto.

CON DIVERSAS OPINIONES, EN COLOMBIA SE AVANZA AL RETORNO

En el caso de Colombia, a finales de agosto el Ministerio de Educación dio vía libre para que se pudieran iniciar pilotos de alternancia con algunas instituciones educativas a partir del mes de septiembre.

Para ello, las secretarías de las ciudades serían las encargadas de recibir las postulaciones de jardines, colegios y universidades interesados en regresar.

“Creemos que es el momento de volver. Nos hemos preparado durante meses para este retorno pues entendemos el compromiso y responsabilidad frente a la sociedad ante esta nueva normalidad”, asegura Iván López, vocero de 50 jardines en Cali.

El grupo que representa, hace parte de las voces en el país que justifican que solo la virtualidad no es un modelo asertivo, ya que va en contravía con el correcto desarrollo pedagógico de los niños y jóvenes, y que actualmente está alterando su salud mental.

Contrario a esto, otras asociaciones de colegios privados en el país como Andercorp, que agrupa a 900 instituciones a nivel nacional, venían manifestando que el país no contaba con las condiciones para implementar la educación mixta, y que de hecho, muchos padres no enviarían a sus hijos al colegio.

Así, mientras el mundo comienza a cerrar nuevamente la educación por el ascenso de casos del virus, en Colombia, a pesar de la discusión de quienes están a favor o en contra, el país avanza es hacia la reapertura y la experimentación.

Si bien se espera que octubre sea el mes en el que entre con fuerza la ‘nueva normalidad’, en ciudades como Medellín ya hay 73 instituciones funcionando con este modelo, mientras que en Cali serían alrededor de 280 las aprobadas.

Por su parte, Bogotá había anunciado que desde este mes se darían algunas autorizaciones, aunque 399 instituciones públicas no volverían inmediatamente. No obstante, en octubre estarían programados el retorno de estudiantes con aforos del 35%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *