La semilla certificada, clave para las cosechas del segundo semestre | Economía



“No todo el que siembra recoge”. En agricultura, la la calidad de la semilla es clave para obtener las mejores cosechas, elevar la productividad y la rentabilidad del negocio, y garantizar la calidad de los productos.

Lea: (¿Se iniciará un renacimiento rural, basado en la nube?)

Así lo entienden el Ministerio de Agricultura, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y los cerca de 30 gremios del sector, al explicar que este factor, es uno de los más importantes dentro de las Buenas Prácticas Agrícolas.

Lea: (Agro: una actividad con cifras positivas en medio de la crisis)

Portafolio consultó con la Asociación Colombiana de Productores de Semillas, sobre la disponibilidad de materiales certificados para las siembras del segundo semestre de este año.

Leonardo Ariza, gerente general de la Asociación Colombiana de Semillas y Biotecnología (Acosemillas)asegura que el sector está preparado para atender la demanda con eficacia, e hizo un llamado a los agricultores para que se abstengan de sembrar semillas que no han sido certificadas por el ICA, para garantizar los rendimientos de las cosechas, el control sanitario, reducir la aplicación de químicos y mejorar la calidad de los alimentos.

Ariza sostiene que en el país hay semilla certificada suficiente para las siembras del segundo semestre que inician en los próximos días, en productos tales como arroz (riego), maíz, algodón, soya, hortalizas, papa y pastos, entre otros.

En lo que tiene que ver con el cultivo de arroz, el Instituto Colombiano Agropecuario ICA, avanza en el proceso de registro de agricultores, venta de semilla, siembra y destrucción de socas en varias regiones del país productoras del cereal. Se calcula que alrededor de 180.000 hectáreas están programadas para siembra del grano en el segundo semestre.
Simultáneamente, avanza el proceso de registro de sembradores y cultivos de maíz en el Valle del Cauca. Esta región cuenta con 10.700 hectáreas de maíz tecnificado para grano duro, 1.160 hectáreas de maíz dulce y 350 hectáreas para producción de semilla y otras áreas no menos importantes para producción de choclo y forraje para alimentación animal.

El periodo de siembras de maíz está previsto entre agosto y octubre. Las principales regiones productoras son los departamentos del Meta, Tolima, Huila, Valle, Cundinamarca y Córdoba, con un área que puede alcanzar las 80 mil hectáreas, para el maíz amarillo y 40 mil hectáreas de blanco.

PIRATERÍA EN ALGODÓN

Al iniciar el segundo periodo de siembras de algodón del año 2020, Acosemillas alertó sobre la creciente piratería en el insumo base para este cultivo, en la Costa Caribe colombiana. “Las semillas de mala calidad representan un riesgo económico para los productores”, dijo el presidente del gremio, Leonardo Ariza.

La temporada de siembra de algodón del segundo semestre tiene lugar en al menos siete departamentos del país: Córdoba, Cesar, Bolívar, Sucre, La Guajira, Antioquia y Vichada. En estas regiones se concentra el 47% de la producción algodonera del país.
En Colombia, el cultivo de algodón ha disminuido en los últimos 10 años, debido a la baja productividad, lo que les impide a los agricultores competir con la fibra importada. Sin embargo, las siembras con semillas certificadas han permitido obtener rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *