Se mantienen proyectos turísticos de largo plazo | Economía



Con la pandemia de la covid-19 el turismo se convirtió en uno de los primeros sectores en cerrar y, dada las particularidades de su actividad, quizá sea uno de los últimos en abrir. No obstante, algunos proyectos programados para desarrollarse este año, así como nuevas inversiones turísticas, aún siguen en pie.

(Lea: Termina el peor trimestre de la historia económica del país)

Es el caso de las propuestas de la compañía chilena Crystal Lagoons y la firma de Colombia, Korn Arquitectos, que se mantienen entre otras cosas porque están pensadas en el largo plazo, donde su negocio tiene un componente tecnológico robusto y unos elementos sustentables.

(Lea: Turismo: con múltiples respaldos en seguridad)
“Afortunadamente nuestros proyectos son de largo plazo. Construir una laguna toma algunos años desde que se parte con el proyecto, se consigue la tierra, y se financia. Pero en este momento cuando todos han estado encerrados en sus casas las negociaciones en este tipo de proyectos han avanzado de forma positiva”, resalta Cristián Lehuedé, director ejecutivo de Crystal Lagoons.

Esta empresa se dedica al desarrollo de un concepto patentado en más de 190 países del mundo conocido como las lagunas. Se trata de complejos compuestos por cuerpo de agua cristalina, caracterizados por una extensión de más de una hectárea, donde la utilización de una tecnología especializada permite que el sostenimiento sea más económico incluso que una piscina, teniendo en consideración su gran tamaño.

“Una laguna cuesta más o menos US$1,1 millón la hectárea, que es nuestra parte, pero obviamente está dentro de un proyecto inmobiliario, donde alrededor hay apartamentos, casas, u hoteles, y eso es un valor adicional gigantesco, puesto que un ticket de ingreso a estos espacios está aproximadamente en UD$10 en países latinoamericanos”, destaca Lehuedé.

Si bien la coyuntura por la expansión del coranavirus ha ocasionado la suspensión de su operación en algunos países, a medida que ha pasado el tiempo la reactivación de las mismas también es un hecho. Cabe resaltar, además, que en Colombia avanzan dos proyectos cercanos a Cartagena que fueron firmados el año pasado.

“Hay una de ellas que tiene un componente público y la otra es más bien un proyecto cerrado”, agrega el ejecutivo.

EL COLIVING

Si bien los proyectos de coliving, es decir, unidades de apartamentos pequeños que integran una variada oferta de espacios de recreación están diseñados principalmente para alojar a turistas, empresas como Korn Arquitectos han desarrollado estrategias que hacen que su funcionamiento continúe vigente.

“Ha sido una temporada bastante curiosa porque si bien en el gremio uno escucha que hay constructoras que no están vendiendo, nosotros somos muy robustos y lanzamos una estrategia digital muy sólida que inclusive ha aumentado la rotación de unidades que teníamos”, manifiesta Iaron Korn CEO de la firma.

Y es que esta empresa no cuenta con salas de venta físicas por lo que la comercialización de las unidades que tiene en su portafolio se realizan a través de páginas web y en las redes sociales donde el usuario recorre los inmuebles de forma virtual. “Los procesos de compra se hacen con una tecnología que implementa la fiduciaria y permite que incluso la firma del contrato sea digital”.

Para septiembre, en Chicó Norte en Bogotá, está programada la apertura de Morph Urban, una construcción con una oferta de 123 habitaciones. Como este, hay un proyecto en la Candelaria, el centro histórico de la ciudad que lleva año y medio en obras, y otro más en Medellín. Respecto a los lanzamientos pendientes, la compañía asegura que Kéter Luxury Living, un edificio en Cali está próximo con una inversión de $180.000 millones.

La continuidad de los proyectos hace parte del panorama de la compañía, que se mantiene optimista en medio de la coyuntura porque al igual que en el caso de las lagunas, son de lago plazo.

“Yo creo que nadie es ajeno a esta realidad. Sin embargo, estamos hablando de construcciones de un año, año y medio o incluso dos años, y creemos que para ese momento la recuperación ya va existir”, agrega el ejecutivo.

SOSTENIBILIDAD

Pensando en el futuro los especialistas han venido sugiriendo que el tema de la sostenibilidad va a ser fundamental en el sector.

En el caso de Crystal Lagoons, uno de los elementos principales de su negocio es la estructura tecnológica manejada para que el mantenimiento de las aguas sea sostenible en el tiempo. Cristián Lehuedé, el director ejecutivo de la compañía, resalta que los productos empleados para el cuidado de estos espacios son menos fuertes que el usual cloro empleado en piscinas.

“Nosotros lo que hacemos es que medimos el agua, la temperatura, el pH, e incluso calculamos la cantidad de gente que vas a la laguna, entonces no mantenemos el nivel permanente de cloro, sino que dosificamos productos químicos cuando hace falta”, dice.

A diferencia de una piscina convencional este proyecto tampoco filtra toda el agua, entre otras cosas por las dificultades que esto plantearía teniendo en consideración la extensión.

“Por distintas tecnologías de ultrasonido, floculante, etc., lo que hacemos es que todas las partículas que están flotando en el agua se van al fondo, se precipitan, y con una especie de aspiradora gigante se retira esta agua, se filtra y se devuelve a la laguna”, complementa Lehuedé.

Por su parte, los espacios de Korn Arquitectos están pensados desde su construcción para incluir, entre otros elementos, parqueaderos eléctricos y paraísos medioambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *