Cabecillas de estructura del Clan del Golfo condenados a 60 años de prisión – Delitos – Justicia



Este lunes 20 de abril el Tribunal Superior de Sincelejo condenó a 60 años de prisión a dos integrantes de la estructura sicarial ‘Los Descuartizadores’ que estaban al servicio del Clan del Golfo. Las personas fueron encontradas culpables de varios homicidios ocurridos entre 2009 y 2010.

Según las evidencias presentadas por la Fiscalía, integrantes de la red criminal asesinaron, desmembraron y sepultaron a cinco personas en una finca ubicada en la vía Montería (Córdoba) a Arboletes (Antioquia).

Los asesinatos se ordenaron porque se creía que las víctimas pertenecían a la estructura delincuencial ‘Los Paisas’ que, para ese entonces, sostenían un disputa con el Clan del Golfo para lograr el control de las rutas de narcotráfico.

La sentencia fue apelada en primera instancia y el Tribunal de Sincelejo confirmó la condena de 60 años de prisión para el cabecilla Héctor Mauricio Torres, alias ‘El Soldado’ y el jefe de sicarios Alberto Elías Restrepo, alias ‘Hormiga’.

Tanto Restrepo como Torres fueron declarados responsables de los delitos de homicido agravado, desaparición forzada y concierto para delinquir agravado. Hasta ahora, la condena de 60 años que los hombres recibieron, ha sido la más alta que se ha impuesto.

(Además: Condenada por millonario fraude a la Dian, pide su libertad. )

A otros dos integrantes de la organización se les condenó por los mismos hechos. Uno de ellos, Andrés Giovanny Rivero, alias ‘Esteban’, es un exoficial de la Policía señalado de coordinar algunos asesinatos en Bogotá y se le impuso una pena de 42 años de cárcel.

La cuarta condenada es Sindy Paola Contreras, quien es la excompañera sentimental de alias ‘El Soldado’ y deberá cumplir 26 años y 6 meses de prisión.

Por otros delitos, se ha capturado y judicializado  a otros integrantes de El Clan de Golfo. La última captura sucedió a finales de marzo de este año en zona rural de Necoclí, Antioquia.

En el operativo cayó  José Aníbar Granda Ramos, alias ‘Harry’, quien era el encargado de manejar la finanzas del Clan. Recolectaba cerca de 3.500 millones de pesos al año solo en extorsiones y le hacía llegar ese dinero directamente a Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el máximo jefe de la red criminal.

JUSTICIA 
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *