Más de US$2.300 millones para infraestructura de combustibles | Economía



El Gobierno Nacional desarrollará una tarea pendiente con la que busca garantizar en firme, y a largo plazo, el abastecimiento de combustibles líquidos en todo el territorio nacional.

(Lea: Así conectarían refinerías de Cartagena y Barranca)

Se trata de inversiones por más de US$2.300 millones con las que la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) buscará ampliar y extender la infraestructura de almacenamiento y transporte para estos derivados del petróleo.

(Lea: Colombia, con la cuarta gasolina más barata de toda Suramérica)

Según la entidad, para las citadas obras se contemplan tres casos, contenidos en el Plan Indicativo de Abastecimento para Combustibles Líquidos (Piacl), que serán evaluados entre sus técnicos, con los del Ministerio de Minas y Energía (MME), para escoger el más pertinente en su costo-beneficio.

(Lea: Obras para garantizar la importación de gas)

El primero se desarrollaría en la zona de Barrancabermeja, y se desembolsarían US$1,259,5 millones para la ampliación del sistema de almacenamiento, y US$1.126,6 millones para el montaje de los ductos.

El segundo estaría planteado en diferentes terminales del país, para los que se destinaría US$1,338, millones para las tareas de almacenamiento, y US$1.069,10 millones para la instalación de ductos.

Y el tercero, se contempla en el nodo de Sebastopol con una inversión proyectada de US$1.305,98 millones para la tarea de almacenamiento y US$1.069,10 millones para el montaje de ductos.

RAZONES PARA LAS OBRAS

Según el Piacl, al concentrarse las importaciones de combustibles por la región Caribe, en el corredor Pozos Colorados-Galán, esta presenta inconvenientes para estos derivados a mediano y largo plazo, ya que tiene dos limitaciones.

La primera, tiene que ver con la dificultad para obtener permisos que permitan ampliar la capacidad de almacenamiento en Pozos Colorados en al menos 400.000 barriles (bbl), a fin de poder utilizar la capacidad máxima de diseño del sistema de transporte Pozos – Galán de 160.000 barriles por día (bpd), -línea que hoy transporta al interior cerca de 60.000 bpd de nafta para dilución de crudos, dejando una capacidad de 60.000 bpd para combustibles-.

Y la segunda, con la necesidad de evaluar la conveniencia y riesgos de concentrar todo el flujo de combustibles importados al interior en un único sistema de transporte, comprometiendo la confiabilidad del suministro.

“En consecuencia, hay necesidad de evaluar nuevos esquemas y modos que permitan aprovechar al máximo los corredores y sistemas existentes para optimizar la logística de importación utilizando ductos y transportes alternativos como el férreo y fluvial, entendiendo que la internación de combustibles desdela Refinería de Cartagena (Reficar) y la importación de estos es una prioridad nacional”, resalta el Piacl.

A renglón seguido, el citado documento señala que por lo anterior, los modos de transporte utilizados para la movilización de combustibles hasta los puntos de almacenamiento y distribución, deben cumplir con criterios mínimos en materia de seguridad, medio ambiente y satisfacción de intereses generales, para que el abastecimiento de combustibles líquidos no resulte amenazado a causa de la prestación discontinua e irregular del servicio de transporte.

Así la Upme y el MME, pretenden que el abastecimiento de combustibles sea continuo, ininterrumpido y eficiente como lo señala la jurisprudencia colombiana.

SOLUCIÓN AL TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO

El fin último de las referidas inversiones para el transporte al interior del país de derivados importados y la “internación” de excedentes de Reficar, que además de conectar esta planta con la refinería de Barrancabermeja y los mercados de la zona centro, sur y occidente del país, permite “potencializar” el sistema de transporte actual sin intervención adicional en Pozos Colorados y abrir nuevas rutas.

“Las posibilidades específicas de conectar los sistemas de la costa Atlántica con el interior del país que se proponen, evaluaron de manera integral las variables que pueden tener influencia en el actual desarrollo de infraestructura, tratando de aprovechar al máximo la logística existente, tanto de tubería como de derechos de vía”, subraya el Piacl.

La Upme indica además en su documento que, la conexión de Cartagena con el sistema de Pozos Colorados-Galán lo mismo que con la ruta Coveñas-Sebastopol posibilita la proyección del sistema de transporte robusto, potencializando en primera instancia la línea actual de Pozos Colorados-Galán aprovechando parte de la infraestructura existente, y como segunda opción plantea una ruta alterna de transporte de combustibles diferentes al sistema actual.

“La confiabilidad es la capacidad del sistema de oferta de petróleo y productos combustibles, tanto de producción propia como importada, y de la red de oleoductos y poliductos, para atender la demanda nacional de petróleo y combustibles a mediano y largo plazo a fin de hacerle frente a fallas en los elementos del sistema de entrega de petróleo y combustibles principalmente en el transporte y en la operación de las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena”, reitera el documento.

Y puntualiza la Upme insistiendo en que a partir de la “ comprensión de los aspectos operacionales de los sistemas de producción, transporte, refinación y distribución de combustibles”, se puedan diseñar los esquemas que permitan mantener la continuidad operativa aún con interrupciones de suministro.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *