Cinco futbolistas ecuatorianos que jugaron en el exterior, tienen otra oportunidad en el balompié del país



Liceth Casanova, esposa del futbolista Junior Sornoza, estaba preocupada por la mudanza. Ella y su familia regresaron al país para disfrutar las vacaciones de diciembre y para concretar el préstamo del ‘Zorro’ con Liga de Quito. Dejaron todo en Sao Paulo, se trajeron a sus dos hijos y se instalaron en una de las habitaciones del hotel Finlandia.

Sornoza es uno de los tantos jugadores ecuatorianos que regresan al fútbol local. En el 2019 defendió al Corinthinas. Fue titular en 32 partidos del Brasileirão y del torneo Paulista. También jugó ocho partidos de la Copa de Brasil y en la Sudamericana jugó seis cotejos. Solo marcó un gol.

“Con la llegada del nuevo DT al equipo ya no iba a tener espacio en el once titular. Así que llamé a Repetto y le pregunté si tenía alguna chance. Él me dio el visto bueno y fui del gusto de la dirigencia”, dijo Sornoza, quien llega en condición de préstamo.

Otro de los jugadores que regresa a Ecuador es José Francisco Cevallos. El hijo del expresidente del Barcelona tuvo tres temporadas irregulares. Descendió con el Lokreen a la segunda categoría del fútbol de Bélgica. Luego fue fichado por el Portimonense, donde apenas jugó siete partidos.

Emelec lo anunció como uno de sus fichajes estelares a través de sus redes sociales. Ya se unió a la pretemporada en España, donde el DT Ismael Rescalvo planifica el proyecto 2020. Antes de partir al extranjero, Cevallos militó en Liga de Quito, club con el que se proclamó vicecampeón de la Sudamericana 2011 y del Campeonato Nacional 2015.

En Aucas también hay otro repatriado. Se trata de Jhonny Quiñónez. El mediocampista no dio la talla que esperaban los directivos del Willem II de Holanda. Llegó a ese club en condición de préstamo, pero el mismo club europeo se encargó de devolverlo.

En un comunicado oficial, el equipo afirmó que no era el jugador que se esperaba y que fue Quiñónez quien pidió volver al país. Aucas, del DT Máximo Villafañe, le abrió las puertas nuevamente del club donde debutó y se formó.

El caso de Maximiliano Barreiro es especial. En el 2019 defendió al casaca de Aucas hasta la segunda etapa. Tras una serie de inconvenientes con el cuerpo técnico, aceptó una propuesta del fútbol de la India. Tras su frustrada aventura en el extranjero volvió para defender a la Liga de Portoviejo. Esta es la segunda vez que milita en un club de Manabí. En el 2016 fue goleador del Campeonato Nacional con el Delfín, que ese año se salvó del descenso.

Jhon Jairo Cifuentes regresa al fútbol ecuatoriano después de su primera experiencia en el extranjero. Llegó como figura al Phyramids FC de Egipto, pero poco a poco fue perdiendo espacio. En el 2019 regresó al país para jugar por Barcelona en el 2020. Firmó contrato, fue presentado, pero con el cambio de directiva no tuvo espacio.

Por eso su regreso al fútbol ecuatoriano se dará en el Delfín. Los cetáceos lo incluyeron en su nómina y además está en plena pretemporada con su nuevo equipo, en Cali (Colombia).

El ‘Degollador’, como lo conocen, fue goleador en el 2018. Marcó 42 goles en 47 partidos con la camiseta de la Universidad Católica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *