Orquesta de niños y jóvenes le ponen música a la Navidad en el Quindío – Otras Ciudades – Colombia



Decenas de menores entre los 8 y 16 años de la orquesta ‘Alimenta una esperanza musical’, interpretan sus mejores repertorios navideños por estas fechas. A ritmo de música colombiana y villancicos han cautivado a su público en cada sitio en el que se han presentado en estos 10 años.

Son unos 60 menores entre la orquesta y el coro, quienes amenizan las novenas o eventos navideños en empresas privadas y públicas o en algún otro lugar de los municipios del Quindío. En este diciembre ya han tenido presentaciones en Circasia, Montenegro, La Tebaida, Filandia, Calarcá y Barcelona.

Esta orquesta, que hace parte del programa de responsabilidad social de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, este año está cumpliendo una década, y su principal propósito es brindar a los niños ‘’una opción de disfrute del tiempo libre pero que además les genere proyecto de vida, responsabilidad, y tener mejores ciudadanos a través del arte musical’’, explicó Deiner Hurtado, director musical del programa.

En esta época de Navidad y fin de año se incrementan los conciertos de la orquesta de jóvenes, pues las empresas y distintas entidades quieren escucharlos.

“Este es un proyecto social que viene apoyando la formación de niños y que busca promover la buena utilización de su tiempo a través de la música. Justo estamos cumpliendo 10 años y esto lo convierte en uno de los programas sociales y musicales con mayor duración en el departamento”, comentó el presidente de la Cámara de Comercio, Rodrigo Estrada Reveiz.

Estefany Galvis, una joven de 15 años, lleva seis años en la orquesta y cuenta que su experiencia ha sido “muy bonita y de mucho aprendizaje, siento que he crecido como persona y que he hecho más amigos. En las navidades vamos a los municipios y a empresas. Tocamos entre seis y ocho canciones de música colombiana o navideñas’’.

En esta orquesta pueden participar los menores que quieran vincularse. Actualmente es integrada por 150 niños y los ensayos son dos veces por semana en el centro de desarrollo comunitario del barrio San José. Las clases son gratuitas, pues es un programa de responsabilidad social.

Los menores comienzan las clases en una etapa de iniciación musical en la que tocan instrumentos básicos como percusión y flauta dulce “para desarrollar las habilidades básicas del niño o joven y que cuando llegue al instrumento le vaya muy bien. Esta etapa puede durar entre 6 y 12 meses”, contó Hurtado.

Luego de culminada esa etapa, se inicia la formación instrumental, pero el menor sigue en sus clases de iniciación musical “aunque ya toma clases de violín o clarinete, según el caso, el instrumento que el niño escoja. Y cuando tenga un domino básico de ese instrumento, puede llegar a la agrupación, que es la orquesta sinfónica infantil y juvenil en conformación. Es una orquesta escuela porque aprenden con los repertorios que tenemos”, agregó el director musical.

LAURA SEPÚLVEDA
Para EL TIEMPO
ARMENIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *