En una semana funcionaría CAII de medio millón de dólares en Santander – Otras Ciudades – Colombia



Hoy, un año después de la inauguración del Centro de Atención Inmediata Interinstitucional (CAII) Fluvial del embalse Topocoro, en Hidrosogamoso, el buque que prestaría servicio de seguridad en el espejo de agua aún no opera porque la Policía no lo ha recibido.

La Gobernación de Santander concibió desde el inicio que el buque fuera operado por la Policía y por ello tenía a su cargo realizar los trámites necesarios para transferirle el buque, pero transcurridos 365 días no ha sido posible por trámites administrativos que no se previeron antes de hacer la millonaria inversión.

La embarcación, bautizada ‘Pienta’, tuvo un costo de $1.808 millones aportados así: $616 millones de la Gobernación de Santander para dotar el CAII; $1.100 millones de la empresa canadiense Isagén, y $92 millones de Corsogamoso, organización privada conformada por empresarios y propietarios de fincas alrededor del embalse.

Al respecto, el secretario de Desarrollo de Santander, Samuel Prada Cobos, indicó que el último documento solicitado la Policía para recibir el CAII fue una póliza de amparo contra todo riesgo, que la Gobernación adquirió y fue entregada el pagado viernes.

“La Policía Metropolitana de Bucaramanga y la de Santander ya hicieron una visita al buque para verificar que todo estaba en perfectas condiciones. Solicitaron la póliza que se nos entregó el viernes pasado y esperamos que entre hoy y mañana el general Manuel Vásquez (comandante de la Mebuc) firme el documento de comodato para que el CAII entre a operar”, indicó Prada.

El Comandante de la Mebuc indicó que se solicitó la póliza, ya está listo el documento del comodato y “el recibimiento oficial se harán en los próximos días. La operación del CAII estará a cargo de la Policía de Santander”, precisó Vásquez.

Hace un año el entonces gobernador de Santander, Didier Tavera Amado (con detención domiciliaria), secretarios de despacho e invitados, en ceremonia oficial inauguró el CAII y se hizo el primer recorrido por el espejo de agua, que por cierto fue ilegal porque para ese entonces el buque no contaba con permisos.

Un año después, el inspector Fluvial de Barrancabermeja, Wilson Ospina Sánchez, confirmó que el buque ya cuenta con patente y permiso de operación a nombre de la Gobernación. Así las cosas, la embarcación ya hace parte de los activos de la entidad, pues durante su proceso constructivo y entrega estaba a nombre de Corsogamoso.

Con escritura pública 3732 Corsogamoso le transfirió el buque a la Gobernación, y en ella quedó establecido que la entidad se lo dará a la Policía por 3 años.

Denuncian ilegalidad

Humberto Patarroyo, de Sintrahidro; y Víctor Dulcey, de Cortopocoro, denunciaron que hay embarcaciones que operan en el embalse sin permisos como el barco Splendor, propiedad de un socio de Cortopocoro.

Esta información fue corroborada por el Inspector Fluvial, quien señaló que el barco tiene patente pero no el permiso de operación, lo que le impide prestar servicio de turismo público.

LUIS A. CÁRDENAS MATEUS
EL TIEMPO/ADN
BUCARAMANGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *