Las tres hidroeléctricas que pusieron a sufrir a EPM este cuatrienio – Medellín – Colombia



Entre 2016 y 2019 hubo tres centrales hidroeléctricas antioqueñas que, más que energía, lo que generaron fueron problemas y preocupaciones a EPM, uno de los principales jugadores energéticos del país, pues genera el 23 por ciento de la demanda nacional con una generación de 3.600 megavatios con sus 36 centrales hidroeléctricas.

Central Guatapé, Playas e Hidroituango, fueron las centrales que atravesaron diferentes problemas durante el actual cuatrienio, pero que lograron recuperarse, aunque la última sigue siendo una incógnita.

Jorge Londoño De la Cuesta, gerente general de EPM, habló sobre la importancia de la recuperación de Playas y Guatapé que, juntas, aportan más de 1.000 megavatios, poco más del 40 por ciento de lo que necesita Antioquia y casi el 10 por ciento de lo que requiere el país.

“El Oriente antioqueño es una de las principales generadoras de energía del país. Hay una importante cadena que se nutre del río Nare y que comienza con Guatapé, que le tira agua a Playas, que hace lo propio con San Carlos (propiedad de Isagen), que surte de agua a la central Jaguas. En total, estas pueden generar unos 2.100 megavatios de energía. Entre 2016 y 2017, dos de estas sufrieron daños pero afortunadamente la empresa tuvo la capacidad para recuperar ambas centrales y hoy se encuentran 100 por ciento operativas y eso es lo que también queremos para Hidroituango”, manifestó el gerente de la multilatina.

1. Central Guatapé

La Hidroeléctrica Guatapé genera 560 megavatios de energía

Foto:

Alejandro Mercado / EL TIEMPO

El 15 de febrero de 2016, en pleno Fenómeno de El Niño, EPM reportó un incendio en la Central Hidroeléctrica Guatapé, ocasionado por un daño en los cables de potencia lo cual dejó cuatro meses sin operar esta central, que genera 560 megavatios, cerca del 4 por ciento de lo que genera el país.

Para la reparación, hizo falta la compra de 57 carretes de cables especiales, de 12 toneladas cada uno, los cuales fueron transportados en aviones rusos Antonov.

Entre 2016 y 2017, dos de estas sufrieron daños pero afortunadamente la empresa tuvo la capacidad para recuperar ambas centrales y hoy se encuentran 100 por ciento operativas

Según un informe de la Contraloría General de Medellín, el tiempo que no operó la central generó pérdidas económicas cercanas a los 231 millones de dólares, 23 millones que corresponden al costo de la reparación de los daños sufridos por la central y 208 millones por lucro cesante por la energía que esta dejó de generar.

El gerente de EPM indicó en su momento, que de esos 231 millones de dólares, cerca de 163 millones los cubriría la póliza ‘Todo Riesgos Daños Materiales’ de la aseguradora RSA.

2. Central Playas

La central Hidroeléctrica Playas sufrió un incendio a mediados del 2017 y su reparación costó unos $ 110.000 millones.

Poco más de un año después del suceso en la central Guatapé, el fuego volvió a aparecer. Esta vez, afectando la Central Hidroeléctrica Playas, ubicada en San Rafael y la cual genera 200 megavatios de energía.

“Se incendió un transformador inicialmente, pero luego las llamas se fueron propagando por otras partes de la Central”, contó el gerente de EPM, quien aclaró que en su momento, para no dejar fuera de operación Playas por el incidente, consiguieron tres transformadores de repuesto y los ubicaron en la superficie, donde está la subestación de energía.

“Las unidades de generación afortunadamente no se quemaron y así pudimos trabajar de manera simultánea con la reparación”, aclaró Londoño De la Cuesta.

La reparación total de esta emergencia, ocurrida a finales de junio del 2017, duró aproximadamente 2 años y le costó a la empresa unos 110.000 millones de pesos, de los cuales, un “gran porcentaje” lo cubrió la aseguradora, aseguró EPM.

3. Hidroituango

Así luce casa de máquinas, luego de ser cerrada tras varios meses inundada.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

El 30 de noviembre del 2018 era la fecha prevista para que Hidroituango comenzara a generar energía con la primera de sus ocho turbinas. Sin embargo, siete meses antes, se taponó la Galería Auxiliar de Desviación lo que desencadenó en una emergencia nunca antes vista en EPM y que casi terminó con el proyecto de 11,4 billones.

Ahora, la Central tiene nueva fecha de entrada en operación: finales del 2021, así como un elevado costo, estimado, por ahora, en unos 15,2 billones de pesos.

Tras la puesta en operación del vertedero, la terminación de la presa y el cierre de las compuertas para desinundar casa de máquinas, actualmente se avanza en la limpieza de espacio así como en el taponamiento de los túneles que ocasionaron la emergencia, algo que está estipulado para mediados del próximo año.

EPM recordó, que la importancia de Hidroituango radica en que por sí sola generará más que lo generado por toda la cadena de centrales del Oriente antioqueño juntas: 2.400 versus 2.100 megavatios. Si la megaobra logra entrar en operación en su totalidad, EPM consolidaría su participación en la energía hidroeléctrica del país con 6.000 megavatios de generación.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO@AlejoMercado10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *