Juez envió a casa por cárcel a presunto asesino de una niña en Boyacá – Delitos – Justicia



El 26 de junio de 2017 los habitantes de Nobsa (Boyacá) protestaron y reclamaron justicia tras el asesinato de la pequeña Ángela Lucía Sánchez, de 13 años de edad. La niña fue asesinada mientras estaba descansando en la casa de sus abuelos maternos en el sector de Las Minas, vereda Las Caleras. El victimario esperó a que la menor estuviera dormida para irrumpir en la casa y propinarle 14 heridas con arma corto punzante, que causaron su muerte.

Desde esa noche, la Sijín de Duitama desplegó un operativo para dar con el paradero del presunto agresor; y fue después de un mes, gracias a un testigo que afirmó que el posible perpetrador del crimen era un vecino del sector donde vacacionaba la menor, que los investigadores empezaron a armar el rompecabezas de este feminicidio.

Gracias a ello se logró gestionar el allanamiento a la casa de Wilmer Fabián Cubides, un joven de 19 años de edad, a quien se le confiscaron prendas de vestir con sangre y fluidos.

Después de la aplicación de luces forenses y reactivos Blue Star, el resultado de las pruebas de los laboratorios de genética forense arrojó que la sangre de las prendas coincidía con el perfil genético de la sangre de Ángela Lucía. El 15 de agosto de 2017 se legalizó la captura de Cubides, a quien se le notificó de esto por medio de lenguaje de señas, ya que después de análisis de Medicina Legal se determinó que es sordo-mudo.

Desde ese día inició un doloroso proceso penal para Ángela Cecilia Tristancho, madre de Lucy, como le decían cariñosamente a la niña, para encontrar respuestas sobre el brutal ataque a su hija y justicia contra el perpetrador de los hechos, que en muchas ocasiones alegó tener problemas mentales y motores, que fueron desmentidos con los exámenes médicos.

Después de más de dos años de ocurrido el crimen, y a pesar de las casi 60 pruebas que presentó la Fiscal Octava de Duitama en contra del acusado, este no ha sido juzgado lo que llevó a un vencimiento de términos. El pasado miércoles el juez de conocimiento de Duitama le otorgó casa por cárcel .

Después de tanto tiempo ya no siento ganas de seguir con el proceso, la justicia no ha hecho nada

“Después de tanto tiempo ya no siento ganas de seguir con el proceso, la justicia no ha hecho nada”, señaló consternada Tristancho, en diálogo con EL TIEMPO. Además, relata que es bastante abrumador saber que el joven sabe lo que sucedió con su hija y no ha querido colaborar. “Yo he hablado con los papás de él, y ellos me dicen que él tiene toda la información de lo que pasó con mi hija, que él se los ha dicho”, asegura la mamá de Lucy, pero ante las autoridades no ha colaborado y su abogada solo ha presentado recursos que para los habitantes de Nobsa, solo buscan dilatar el proceso.

La teoría de la Fiscalía se centra en que Wilmer siempre estuvo enamorado en secreto de la menor, pero por su condición de sordo-mudo enfatizaba en que ella jamás sentiría atracción por él, hecho que usó como excusa para asesinar a la menor.

El acusado sigue en el centro de reclusión de Sogamoso y está a la espera de que en los próximos días se le haga entrega del brazalete electrónico para regresar a su casa, que es a menos de una cuadra del sitio donde fue asesinada Ángela.
Se espera que la intervención del Consejo Superior de la Judicatura pueda reversar la decisión del juez.

JUSTICIA​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *