Café quindiano recibe premio internacional en Francia – Otras Ciudades – Colombia



La marca de café del Quindío llamada Coffee Shop La Tienda de los Mecatos, obtuvo reconocimiento internacional con una muestra lograda a través del particular proceso que hace su empresa con el café. De esta manera, puso una vez más en el radar internacional el que ha sido uno de los productos insignia de Colombia.

Uno de los secretos que tiene Luis Bernardo Gallo Campuzano, gerente de la marca, y sus empleados, es la dedicación y minuciosidad que le imprimen al proceso de producción del café y sus derivados.

“Recogemos de forma manual el grano muy maduro (rojo cerezo), lo traemos despulpado, le quitamos la cáscara y lo ponemos a secar al sol con el mucílago que se impregna en la almendra, y eso se ve reflejado en tostión y taza”, relató Gallo.

Luego, “se lleva a estabilización por 30 o 45 días y se empaca en unas bolsas especiales para luego pasarlo a la tostión. No se puede tostar como un café normal para no quemar los azucares del grano”, añadió el gerente.

Fue precisamente este proceso, denominado Honey (miel en inglés), es del que se obtuvo una muestra de café que enviaron a concursar a Francia y que resultó ganador de un premio en la categoría ‘potente suave’ otorgado por la Agencia para la Valorización de Productos Agrícolas (AVPA) en París.

Esta agencia internacional es reconocida por evaluar productos como el agua, el aceite de oliva, el té y los cafés especiales.

“Ganamos en la categoría café ‘potente suave’ y competimos con 200 cafés de 25 países. Los cafés fueron evaluados en diferentes métodos como expresso, sifón, prensa francesa, etc”, señaló Gallo.

Luis Bernardo Gallo, gerente de la marca, explica el proceso con el cual ganaron el premio en Francia.

El proceso de selección es, también, parte fundamental del tratamiento que se le da al café por parte de quienes trabajan en la empresa.

“Lo recibimos para tostión en 10.5 por ciento de humedad, de ahí arrancamos a tostar a 160 grados porque queremos resaltar una acidez muy balanceada y no quemar el azúcar que viene impregnado en la almendra de café. Luego volvemos a hacer un proceso de selección cuando están tostados para que no se vayan granos partidos o dañados”, explicó la jefe de producción Nora Liliana Abello.

Este es un proceso que difiere de otras empresas, que le extraen el mucílago al café.

“Normalmente el café se lleva a unos tanques de agua, a un proceso de lavado y fermentación que dura 18 horas, allí se desprende el mucílago y luego se seca de forma natural, pero nosotros lo que hacemos es el proceso Honey, donde no lavamos. Es un proceso muy bonito porque no estamos gastando agua, estamos aprovechando la baba dulce del café y estamos dando a probar algo diferente”, informó Mónica Cárdenas, líder comercial de la marca.

Además de que es una empresa familiar, uno de los propósitos de la marca es concienciar a los clientes que pasan por esta finca, ubicada en la vía entre Armenia y el aeropuerto El Edén, sobre el consumo de un buen café.

“En Colombia se tiene que tomar buen café. No es que haya café malo, sino que muchas veces fueron tostados de una forma errónea. Por eso este premio es muy importante para nosotros, para mostrarle al mundo lo que producimos”, señaló Gallo.

En este lugar, además de vender café, también se ofrecen coffee tours, trayectos en los que los turistas pueden recorrer el cafetal, luego pasar al beneficiadero, producción de alimentos, torrefacción y se termina en el punto de venta inspirado en una casa tradicional cafetera.

La empresa, que nació hace alrededor de 23 años, tenía como propósito producir alimentos a base de lácteos, pero luego los mezclaron con café. De ahí nació el dulce de café y decenas de productos más de esta marca que hoy en día son comercializados en 13 puntos de venta en Quindío y Risaralda.

“Logramos un punto de venta en el Parque del Café, y nos fuimos pegando al crecimiento de este ícono del turismo nacional. Luego llegó Panaca y nos establecimos allá, y en los aeropuertos El Edén y Matecaña”, contó el gerente.

LAURA SEPÚLVEDA
Para EL TIEMPO
ARMENIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *