Puente Limones lleva cerrado 21 meses en la vía Pereira – Quibdó – Otras Ciudades – Colombia



Desde enero de 2017, los usuarios frecuentes de la carretera entre Pereira (Risaralda) y Quibdó (Chocó) deben pasar por una trocha paralela a una estructura que solo estuvo al servicio durante dos meses, que hoy luce abandonada y en la que se invirtieron 5 mil millones de pesos: el conocido como puente Limones.

Este ‘elefante blanco’ fue financiado por el Fondo de Adaptación, la entidad que creó el Gobierno Nacional para realizar las obras de infraestructura que necesitaba el país tras el fenómeno de La Niña de los años 2010 y 2011.

Debido a las fallas estructurales del puente, este no fue recibido a satisfacción y el gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, le pidió al Fondo solucionar la situación. El pedido del gobernante ya cumplió 21 meses y no ha pasado nada.

Por el contrario, en lugar de una salida al problema se inició un pleito entre esta entidad y el contratista, Carlos Mario Zapata Ramírez. De acuerdo con información del Fondo, el 3 de julio pasado se continuó con la audiencia por presunto incumplimiento que se inició en marzo también de este año. En esta diligencia el contratista no presentó una propuesta de arreglo directo, ni aceptó asumir los costos de la interventoría para concluir la obra. Por esta razón se decretó realizar un dictamen pericial para determinar con mayor certeza los perjuicios derivados del presunto incumplimiento y se citó a la continuación de la audiencia el 2 de octubre pasado.

El Fondo insiste en la reactivación de la construcción del puente y con ese objetivo el mes pasado, en una reunión sostenida en el Ministerio de Transporte, con presencia de la ministra Ángela María Orozco, y el Instituto Nacional de Vías (Invías), se acordó el apoyo por parte de este segunda entidad, a través del administrador vial del corredor La Virginia – Apía para procurar la vigilancia de la obra sin concluir y garantizar la seguridad vial en ese punto.

Un vocero de Invías en el departamento de Risaralda explicó que el Instituto no se puede referir a este caso “porque el convenio interadministrativo lo realizó el Fondo de Adaptación”.

Pero el gobernador Salazar insiste en que el Fondo de Adaptación y el contratista lleguen a un arreglo para reparar el puente. Para esto, le pidió ayuda a la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, en una sesión del Comité Regional Descentralizado de Competitividad, que se realizó en Pereira el 26 de septiembre pasado.

PEREIRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *