Balance de reapertura de la vía al Llano – Otras Ciudades – Colombia



La vía al Llano, que comunica a Bogotá con Villavicencio en el kilómetro 58, cumple 20 días de funcionamiento desde su reapertura el pasado 17 de septiembre. 

Esta apertura se dio después de permanecer cerrada durante tres meses debido a la caída de un alud de 30.000 metros cúbicos de material sobre la vía. El cierre generó más de 2 billones de pesos en pérdidas para esta región.

En un primer momento se autorizó el paso solo para vehículos de carga con capacidad igual o superior a 3,4 toneladas. Al día siguiente se le sumaron los vehículos de transporte de pasajeros tipo C, es decir, buses de 19 pasajeros en adelante.

Después, el pasado 28 de septiembre, el viceministro de Transporte anunció la habilitación del paso para vehículos tipo B, aquellos que transportan entre 10 y 19 pasajeros. Y así se mantuvo hasta el pasado 5 de septiembre en el horario de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.

Debido a la semana de receso escolar y con el fin de apoyar la reactivación de la economía local, regional y nacional, el Ministerio de Transporte anunció, el pasado 4 de septiembre, el paso de vehículos particulares y motocicletas durante los días 5, 6, 12, 13 y 14 de septiembre, además de permitir el paso de los automotores de transporte público tipo A, B y C, en una jornada que va desde las 6 a.m. hasta las 6 p.m.

Horarios de reapertura de vía al Llano para motos y carros particulares.

Foto:

Ministerio de Transporte

Cabe señalar que esta autorización solo tendrá vigencia durante los fines de semana mencionados. Coviandes recordó, a través de un comunicado de prensa del pasado 5 de octubre, que durante el resto de la semana la circulación de vehículos por el corredor vial se realizará como se había presentado hasta el momento.

“De otra parte, el PMT del Plan Piloto para el tránsito por el kilómetro 58 establece que entre el lunes 7 y el viernes 11 de se adelantará tal como se venía realizando la movilidad sólo con vehículos de carga igual o superiores a 3,4 toneladas y servicio público tipo B y C. No habrá tránsito para particulares ni motociclistas”, indica el comunicado.

Esto quiere decir que, a excepción de estos días, el paso para peatones, motociclistas, vehículos de tracción animal, ciclistas, particulares y transporte de servicio público tipo A seguirá restringido hasta nueva orden.

Desde que se autorizó la reapertura de la vía, las autoridades han tenido que sortear una serie de eventos y dificultades. Protestas y condiciones climáticas adversas han sido algunos de los motivos de cierre, donde este último ha sido el más común.

El PMT del Plan Piloto para el tránsito por el kilómetro 58 estableció, desde un principio, que éstas son causa de cierre inmediato como medida preventiva.

Tanto Coviandes como el Gobierno Nacional han resaltado que la mayor prioridad es la vida de las personas, por lo que se mantendrá el paso de vehículos siempre y cuando las condiciones de seguridad estén dadas para ello. La Policía de Tránsito es la encargada de controlar el tránsito en la vía.

Dentro de los protocolos de seguridad, las autoridades han instalado un radar que indica si se presentan movimientos de la ladera y sismos. A este radar, se suman dos grandes obras: un sistema de mallas metálicas ancladas en la parte superior de la meseta de Mesa Grande, que tienen como objeto controlar el desprendimiento de rocas, además de disminuir el riesgo de que éstas caigan en la vía, y la construcción de un tablestacado de aproximadamente 260 metros de longitud.

NACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *