El público cuencano hace historia con su masiva presencia en la gran final de la SuperLiga Femenina de Fútbol



28 de septiembre de 2019 18:29

valore

Descrición

Indignado

0

Triste

0

Indiferente

0

Sorprendido

0

Contento

0

Con banderas, globos y camisetas rojas, cientos de hinchas cuencanos se apoderan de los graderíos del estadio Alejandro Serrano Aguilar. Allí, desde las 19:00 de este sábado 28 de septiembre del 2019, se juega la gran final de la SuperLiga Femenina de Fútbol entre Deportivo Cuenca y Ñanas de Quito.

Las puertas del escenario se abrieron a las 16:30. Nunca antes ocurrió algo parecido en una final del fútbol femenino de Ecuador. Esa afirmación la hace Wendy Villón, quien ha dirigido cinco finales nacionales en el país y todas las ha ganado. Con el conjunto colorado será su sexta final como DT.

Algo que no ocurre con los partidos del fútbol profesional masculino: familias completas, con niños en brazos de sus padres, copan las gradas de general, preferencia, tribuna y palco. El ambiente es de fiesta, dentro y fuera del escenario. El clima también es bueno, aunque el frío es inevitable.

El propio entrenador de Ñañas, Francisco Ramírez, quien también tiene experiencia dentro del fútbol femenino, calificó como histórica la respuesta de los aficionados cuencanos. Esto ocurre solo en Colombia, que nos saca muchos años de ventaja, aseguró.

Los propios futbolistas del Deportivo Cuenca, que un día antes ganaron 3-0 a Fuerza Amarilla, se mostraron gratamente sorprendidos con la presencia del público. El arquero Brian Heras y otros jugadores llegaron con más de dos horas de atención al estadio y fueron entrevistados por los reporteros radiales sobre la gran final femenina.

Descrición

¿Te sirvió esta noticia?:

Si (0)

No (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *