Tatiana Bermeo es la futbolista más joven del Deportivo Cuenca



Tatiana Bermeo sueña con jugar y estudiar en España. Se confiesa hincha de Barcelona Sporting Club. En la actualidad, es la única azuaya en el equipo titular del Deportivo Cuenca, que este sábado 28 de septiembre del 2019 dispu­tará la final de la Superliga ante Ñañas, de Quito.

Llegó este año al ‘Expreso Austral’ procedente de Carneras UPS. En las nueve primeras fechas sumó pocos minutos y se desilusionó. Sin embargo, reflexiona, “sabía que el tiempo de Dios es perfecto”. El pasado 15 de junio, en Ambato ante Mushuc Runa, entró a la cancha al minuto 57 en sustitución de Wendy Carreño y desde entonces es titular.

A sus 16 años suma 31 partidos y un gol, siendo una volante influyente en el juego de la estratega Wendy Villón. Ella es la más pequeña del equipo: mide 1,50 metros, pero no se asusta ante rivales espigadas.

Incursionó en la escuela de fútbol del Cuenca cuando tenía 9 años, siendo la única niña en el grupo. Esa experiencia, 2012-2013, la ayudó a fortalecer su carácter y su físico.

Tatiana Bermeo conduce el balón ante la marca de una de las rivales de Fuerza Amarilla, en el estadio cuencano. Foto: API

Guido Guillermo es su formador, quien luego la llevó a su academia de fútbol Atlético Júnior. Desde el 2014 hasta el 2018 jugó partidos de barriales, Segunda Categoría y Ascenso, con adversarias de mayor edad; es decir, en campeonatos abiertos. Después pasó al Carneras UPS, en donde tuvo pocas oportunidades.

‘Tati’, como la llaman sus compañeras, recuerda que con el equipo masculino del Cuenca viajó a Colombia para jugar el internacional denominado Medellín Soccer Cup. Fue en diciembre del 2013. “Jugué como titular y fui la única niña del torneo. Me sentí orgullosa, al igual que mis padres”.

Según Guillermo, siete años se entrenó con él. También jugó un nacional masculino Sub 12 y luego empezó a prepararse con mujeres en el Atlético Júnior. “Siempre se proyectó como una futbolista profesional y me halaga verla triunfar”.

Bermeo considera que su mejor momento en el fútbol fue cuando, en marzo pasado, la convocaron a la preselección Sub 17. Ese fue su sueño desde niña y ahora pretende ser seleccionada del Ecuador. Su ilusión va más allá: jugar en España y en el FC Barcelona.

Sus mejores actuaciones del año, asegura, fueron contra Barcelona y Ñañas. Esos cotejos se jugaron en Guayaquil y Quito, por la semifinal y final de la Superliga Femenina. “Nunca pensé jugar en el Monumental ante Barcelona, fue otro sueño hecho realidad”.

Ha tenido propuestas de otros clubes. Al inicio de la temporada fue contactada por Ñañas. Le ofrecieron estudios, alimentación y transporte. El pasado fin de semana, un delegado de LDU le propuso que se uniera a partir del 2020.

Sus referentes son Alex Morgan, de EE.UU., y el argentino Damián Díaz, del Barcelona, club del cual es hincha.

El fútbol lo comparte con sus estudios secundarios. Es alumna del segundo de Bachillerato de la Unidad Educativa Kennedy, de 07:30 a 13:30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *