Estado colombiano pide perdón por caso de Germán Eduardo Giraldo – Medellín – Colombia



En el marco del Día Internacional de la Paz, celebrado cada 21 de septiembre, esta mañana se llevó a cabo un evento en el que el Estado colombiano reconoció su responsabilidad en el caso de Germán Eduardo Giraldo Agudelo, quien fue detenido de manera arbitraria y posteriormente ejecutado de manera extrajudicial hace 28 años.

Su muerte se dio de manera extraña en medio del operativo de rescate de la periodista Diana Turbay, quien fue secuestrada presuntamente por un grupo de extraditables del cartel de Medellín.

El perdón no es un acto fácil y finalmente, es un acto propio, personal e inclusive íntimo

Su mamá, María Ofelia Agudelo murió hace cuatro años esperando algún acto de reconciliación y siempre luchando por limpiar el nombre de su hijo. Su padre, Ramón Blas Giraldo, de 80 años, y su familia, lo recuerdan como una persona ejemplar y de muchos valores que fue víctima de las circunstancias, “a él lo utilizaron para tapar todo lo que hicieron también con Diana Turbay”.

Hoy, este acto celebrado 28 años después, representa, de acuerdo con Abner Giraldo, otro de sus hermanos, “la exaltación de su nombre y la limpieza de todo lo absurdo que fue acusado”.

“El perdón no es un acto fácil y finalmente, es un acto propio, personal e inclusive íntimo”, expresó Abner Giraldo en medio de la ceremonia llevada a cabo en la cancha de fútbol de San Nicolás, en la comuna 2, Santa Cruz.

“Estoy convencida de que el perdón ostenta un enorme poder restaurativo, que contribuye a la reconstrucción del tejido social, ayuda a restablecer la confianza en el Estado y sus instituciones para lograr un verdadero proceso de reconciliación nacional”, declaró, por su parte Juanita López Patrón, la viceministra de Promoción de la Justicia, en quien se representó la figura del Estado en la ceremonia y quien calificó, además, la muerte de Germán Eduardo Giraldo como “injusta”.

Son los familiares y sus representantes una lección de vida para mí en lo personal y una lección para un servicio público pulcro, empático y constante. Con este acto y su perdón fortalecemos al Estado y los Derechos Humanos. #ActoDeReconocimiento pic.twitter.com/9FED9DKpSG

— Juanita López Patrón (@JuanitaLopezP83) September 21, 2019

Germán Eduardo Giraldo tenía 27 años y dos hijos, una de 5 años y otro de casi 2. “A mi hermano le pasó que estaba en lugar equivocado, en la hora equivocada”, sentenció su hermano Everardo Giraldo. Los hechos de ocurrieron el 25 de enero de 1995, se cuerpo fue encontrado como NN en Copacabana tres días después de que su familia perdiera su rastro, al ser llevado por la Policía, aseguraron.

MEDELLÍN



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *