En caso contra Turco Hilsaca, un testigo pide protección y otro fue asesinado – Delitos – Justicia



Brayan Borré Barreto, exintegrante de la banda criminal de ‘Los Rastrojos Costeños’ una red que sembró el terror en departamentos como Atlántico, Sucre, Magdalena y Bolívar, pidió a la fiscalía que le garantice su seguridad para seguir declarando en el juicio contra el polémico empresario Alfonso del Cristo Hilsaca conocido como el Turco.

En el proceso también están acusados por homicidio Luis Enrique Ardila Polo, Erasmo Porto Villareal y Javier Eduardo Donado Rueda.

Hilsaca Eljadue, fue capturado en noviembre de 2014 por supuestos nexos con grupos ilegales y está libre por vencimiento de términos.

Durante plena audiencia en los juzgados especializados de Bogotá, el testigo conocido con el alias de Tío Guillo pidió protección ante de iniciar a hablar puntualmente sobre la supuesta responsabilidad de Hilsaca en los hechos investigados.

Ese mismo testigo se había negado a declarar el 13 de junio argumentando que no tenía garantías, lo que obligó al aplazamiento del juicio.

“Quiero que me garanticen mi integridad, para la otra audiencia le terminaría de hablar de todo”, dijo Borré Barreto esta semana cuando fue citado de nuevo a declarar.

De hecho contó que tras la audiencia del 13 de junio, en la que se negó a declarar, fue amenazado por uno de los procesados.

Relató que estando en su celda en la cárcel de Palmira otro interno le pasó un teléfono celular y al otro lado de la línea estaba Luis Enrique Ardila Polo alias Lucho Cartagena, uno de los investigados.

“Me dijo que no hable, que él está en la calle (libre), quiere darme a entender que en cualquier momento puede hacerme daño”, dijo el testigo,

Fuentes de la Fiscalía señalaron que ya otros testigos han recibido presiones y que de hecho tres de ellos ya no quisieron seguir colaborando con los investigadores del caso.

Y añadieron los investigadores que otro de los testigos identificado como Luís Emel Ovallos Angarita, fue asesinado en agosto del año pasado en Malambo (Atlántico) 20 días antes de tuviera que presentarse a declarar en el juicio.

Con ese panorama la Fiscalía le pidió al juez séptimo especializado de Bogotá que ordene medidas de seguridad para el testigo que incluye su traslado a otra cárcel distinta a la de Palmira en donde fue amenazado y “no se siente seguro”.

Además pidió que de ahora en adelante esté presente un delegado de la Procuraduría acompañando al testigo durante las audiencias.

Declaró contra los demás procesados

El testigo dijo que hizo parte de las Autodefensas y luego pasó a ‘Los Rastrojos’ bajo el mano de los llamados ‘Comba’. Allí dijo hizo parte del grupo de sicarios de la red de los hermanos Calle Serna.

Indicó que a la zona llegaron en 2009 integrantes de ´Los Paisas’ y la ‘Oficina de Envigado’ con quienes se inició una disputa por el control territorial.

Sostuvo que Ardila Polo era el jefe de finanzas de redes criminales que operaban en la región, entre ellas ‘Los Paisas’ y que era conocido con el alias de Lucho Cartagena.

“El tenía uno de los cargos más importantes estaba en la cúpula. Lucho tenía control y él decidía quien se moría y quien no”, dijo el testigo desde la cárcel de Palmira.

Y añadió que uno de los investigados era quien suministraba la lista de personas que tenían que ser extorsionadas por los miembros de la organización.

Igualmente sostuvo que ‘Lucho Cartagena’ después de su captura seguía delinquiendo desde la cárcel de Cómbita desde donde supuestamente ordenaba extorsiones y homicidios. Y que parte de la plata se la gastaba pagando para que ingresaran prostitutas a su celda.

Los pagos se hacían, diarios, semanales o mensuales, dijo el testigo, según la capacidad de las víctimas.

También Borré relato como conocieron a Erasmo Porto, otro de los investigados; según Borré el abogado hizo varios negocios con él y su hermano, y que les entregó listas de personas para extorsionar, entre ellos jueces y abogados.

Al mismo tiempo habló de Javier Eduardo Donado Rueda quien habría obtenido fuertes sumas de dinero de manera ilegal por lo que colaboró con 200 millones a la organización.

Respecto a la actividad de Donado señaló: “Javier Donado tenía un buffet de abogados, manejaban tutelas para fallar a favor de ellos, con los jueces cuadraban, era una mafia de abogados”.

El juicio continuará el próximo 24 de septiembre cuando seguirá la declaración de ‘Tío Guillo’ y luego declarará su hermano Juan Manuel Borré alias Javier, quien se encuentra preso en la cárcel de Girón, Santander.

Redacción Justicia

justicia@eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *