Por qué le imputaron cargos a imitador de Pipe Bueno que mató a atracador – Delitos – Justicia



Aunque, en inicio, se dijo que fue en legítima defensa que el cantante Richard Cardona, famoso imitador de Pipe Bueno, hirió de muerte  al hombre que asesinó a su esposa en medio de un robo, este martes la Fiscalía le imputó cargos por homicidio simple, un cargo que tiene una pena de entre 13 y 25 años de cárcel.

Esta imputación ha generado confusión y críticas de algunas personas, que consideran que Cardona efectivamente obró en legítima defensa el pasado sábado, 10 de agosto, cuando él y su esposa Charlotte Cobos salían de un evento musical en Fusagasugá, Cundinamarca.

Frente a esto, fuentes de la Fiscalía aclararon que cada caso es distinto, así como las circunstancias, pero que el procedimiento de imputación es un paso normal y que se rige por el Código de Procedimiento Penal.

Este procedimiento, dijeron, no significa que ya haya una condena ni una sentencia, y una imputación no excluye la posibilidad de que tanto la defensa de Cardona como la misma Fiscalía pidan precluir la investigación más adelante.De otro lado, informaron que fue Cardona quien se entregó a las autoridades y fue por eso que se abrió un caso. 

El abogado Marlon Fernando Muñoz, quien tiene experiencia en casos de legítima defensa, explicó que esta se ampara si es una respuesta proporcional a una agresión actual o inminente, por lo que en este caso, el tiempo que haya transcurrido entre el atraco y agresión a la esposa de Cardona, y su respuesta al herir al atracador, es clave.

“La discusión es si la reacción de él ante el atraco y riesgo de la vida de su esposa fue inmediata o posterior. Si la reacción fue inmediata, es decir, que cuando la esposa es herida él le quita el cuchillo al atracador y reacciona inmediatamente, en ese caso sin ninguna duda estaría amparado por una legítima defensa, pues no solo está defendiendo el bien jurídico de lo que iban a robarles sino la vida de la esposa o la suya propia”, explicó Muñoz, quien hizo parte del equipo de defensa del escolta de la UNP que en abril del 2018 disparó contra un hombre -quien posteriomente murió- que estaba atracando a una mujer en una calle de Bogotá. 

Muñoz agregó que su perceptción, desde lo que ha conocido del caso, es que fue en legítima defensa, por lo que la Fiscalía debería pedir la preclusión de la investigación. “Después de que la Fiscalía imputa tiene dos opciones: presentar un escrito de acusación o pedir preclusión”, explicó.

Aunque, agregó el abogado, si eventualmente se determina que en este caso la respuesta del cantante no fue inmediata a los hechos sino posterior, sí hay mérito para un proceso penal, explicó, aunque se podría analizar si en ese momento hubo ira o intenso dolor, circunstancias que son atenuantes de la pena, aunque no eliminan  la existencia del delito.

En todo caso, ahora corresponde a la Fiscalía evaluar las circunstancias y pruebas en este caso para continuar con el proceso judicial o pedir su preclusión.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *