Ciudadanos venezolanos invaden cerros de Santa Marta – Otras Ciudades – Colombia



Los cerros de Santa Marta están siendo invadidos por población venezolana que ha construido de manera irregular, poniendo en riesgo las viviendas que están en la parte baja en diferentes sectores.

La denuncia fue puesta en conocimiento de la Alcaldía por parte de varios líderes comunales, quienes dijeron que con el inicio de las lluvias comenzaron a presentarse pequeños deslizamientos en varias montañas que rodean la capital del Magdalena.

El peligro latente que existe en la actualidad en Santa Marta por esta ocupación ilegal, lo confirmó el director municipal de Gestión del Riesgo, Jaime Pérez quien manifestó que las posibilidades que se registren avalanchas y deslizamientos son altas debido a la deforestación de los cerros.

“Líderes de los Comités Barriales Samarios, confirmaron que están socavando las montañas, lo cual podría originar en pleno invierno un movimiento de tierra considerable con consecuencias muy graves”, manifestó Pérez.

Los integrantes de los Cobaza han actuado de manera preventiva informando a los constructores ilegales, a la comunidad y a las autoridades, sin embargo, la problemática sigue creciendo.

Según algunos moradores, en zonas bajas de los cerros todas las noches llegan nuevas personas en su mayoría venezolanas, que arman cambuches o construyen casas de zinc para ocuparlas entre dos o tres familias.

El fenómeno es generalizado en todos los cerros, los cuales se están quedando sin su manto superficial que sirve como una barrera para evitar deslizamientos

Lo más preocupante es que en algunos casos, se ha identificado que quienes construyen son también colombianos, que se están aprovechando la necesidad de los migrantes para levantar viviendas en las montañas sin ningún requisito legal y arrendarlas en 100 mil pesos mensuales.

“El fenómeno es generalizado en todos los cerros, los cuales se están quedando sin su manto superficial que sirve como una barrera para evitar deslizamientos”, explicó el director de Gestión del Riesgo.

En zonas bajas de los cerros todas las noches llegan nuevas personas en su mayoría venezolanas, que arman cambuches o construyen casas de zinc para ocuparlas entre dos o tres familias.

Foto:

Roger Urieles /Especial para EL TIEMPO

La problemática ya está en manos de la Secretaría de Gobierno, la cual programó ayer lunes una reunión con la fuerza pública y Migración Colombia para iniciar operativos de desalojo y demolición de aquellos inmuebles que han sido construidos ilegalmente en los cerros de la capital del Magdalena.

“Esta misma semana iniciaremos los controles, no podemos permitir que este tipo de construcciones terminen por ocasionar una tragedia con saldos lamentables; la ciudad no puede seguir creciendo de manera desordenada”, manifestó el jefe de la cartera de gobierno Distrital, Adolfo Bula.

Roger Urieles
Especial Para EL TIEMPO
En Twitter: @rogeruv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *