El turno llegó para las ciclistas ecuatorianas y también para Mariana Pajón, la ‘reina del BMX’



La reina del ciclismo BMX, la colombiana Mariana Pajón, y las Leonas argentinas en hockey femenino tienen cita con la historia panamericana este viernes 9 de agosto del 2029 en el antepenúltimo día de los Juegos de Lima-2019, que ya quedaron grabados a fuego con la hazaña del rey cubano Mijaín López.

Pajón, campeona olímpica de BMX, buscará recuperar este viernes la medalla de oro que ganó en la especialidad en Guadalajara 2011 y perdió en Toronto 2015. En BMX estarán también las ecuatorianas Karla Cerrera y Doménica Azuero, además de Alfredo Campo y Emilio Falla. 

Las Leonas por su lado quieren volver a poner la casa en orden y enfrentarán a Canadá en busca de recuperar un título continental del que fueron dueñas desde que el hockey femenino se empezó a disputar en Indianáolis-1987 hasta Rio de Janeiro-2007.

En Guadalajara-2011 y Toronto-2015, Las Leonas fueron derrotadas en la final por Estados Unidos, que quedó fuera de la final en la capital peruana al perder sorpresivamente 2-0 en semis con Canadá el martes.

Pero estas son solo dos de las 50 finales que se disputarán este viernes, en el que será el día más cargado hasta el momento de Lima-2019.

Sin duelo en la pista
Era el día más esperado del atletismo, en el que se iban a citar en el salto triple femenino la venezolana Yulimar Rojas, campeona del mundo, y la colombiana Caterine Ibargüen, monarca olímpica.

Pero esta última se bajó el martes de la pelea el martes por una lesión en el pie izquierdo.

“Sufre fascitis plantar en el pie izquierdo. Le duele desde Mónaco (el 12 de julio por la Liga del Diamante)” , anunció su entrenador, el cubano Ubaldo Duany, que agregó que Ibargüen está en duda para el Mundial de atletismo en Doha, que empieza el 28 de setiembre. “No sabemos aún si se pierde el Mundial”.

En contrapartida, el atletismo promete un nuevo show de las velocistas jamaiquinas, en especial de Shelly-Ann Fraser-Pryce, de 32 años, ganadora del oro olímpico en los 100 metros en Pekín-2008 y Londres-2012 y plata en los 200 metros en la cita en la capital del Reino Unido.

Fraser-Pryce logró este jueves el segundo mejor tiempo en las series semifinales, 22.90 segundos, detrás de la brasileña Vitoria Silva Rosa con 22.72 segundos.  En esta prueba la ecuatoriano Ángela Tenorio también busca una medalla. En tanto, en varones, el esmeraldeño Álex Quiñónez compite por una presea en esa misma distancia. 

Y en la natación, con seis finales, la atención estará en la última de la jornada en el Centro Acuático de la Videna, en el que el estadounidense Nathan Adrian irá por el oro en los 50 m libre.

Adrian viene de sufrir una nueva decepción el jueves en los 100 metros libre, donde fue derrotado por el brasileño Marcelo Chierighini y terminó colgándose la medalla de plata, su segunda en Lima en la que solo ganó un oro en el relevo 4×100 m libre mixto.

En natación también habrá representantes ecuatorianos. Se espera que Tomás Peribonio se clasifique a la final en los 400 metros combinado individual, una de las pruebas más esperadas en este deporte. 

El Rey Mijaín 
Pero los Juegos de Lima-2019 ya quedaron marcados a fuego por el gigante cubano Mijaín López.

Mijaín conquistó este jueves su quinto oro consecutivo en lucha grecorromana, una hazaña jamás vista hasta el presente en la historia panamericana de los deportes de combate.

Lo que hizo el cubano en el Coliseo Miguel Grau, en el Callao, fue descomunal. En menos de dos minutos doblegó la humanidad del venezolano Moisés Pérez por una superioridad técnica de 9-0 en la máxima categoría de la grecorromana, los 130 kg.

El juez levantó el brazo del nacido en Pinar del Río para apenas dejar constancia notarial de su gesta. El luchador de 36 años, triple campeón olímpico (Pekín-2008, Londres- 2012 y Río-2016) , se ceñía después su quinta corona continental al hilo.

“ Ahora vamos a luchar por mi cuarta medalla olímpica en Tokio, estamos enfocados en ganar ” , señaló Mijaín a la AFP .

En estos Juegos Panamericanos no tuvo rival. Se fue sin recibir un solo punto en contra. Mijaín, la mole cubana de 1,96 metros, amplió la leyenda que había comenzado en los Juegos de Santo Domingo-2003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *