Respuesta de alcaldes en Catatumbo sobre informe de Human Right Watch – Otras Ciudades – Colombia



La población de la cabecera norte del corregimiento de San Pablo, del municipio de Teorama (Norte de Santander), estuvo atrapada en medio de un enfrentamiento armado, que sostuvo por más de tres horas el Ejército Nacional con presuntos integrantes de una disidencia de las Farc

Esta intensa confrontación, que causó pánico al interior de colegios rurales, afectó viviendas y dejó a una civil herida, se presentó el martes, a menos de 48 horas de la presentación del informe de Human Right Watch (HRW) sobre la guerra en la subregión del Catatumbo.

Autoridades regionales y locales reaccionaron frente a este diagnóstico y aseguraron que el grave panorama de violencia, evidenciado con cifras y testimonios de la población civil, será objeto de un riguroso estudio para diseñar una serie de medidas tendientes a verificar y atender la situación.

“La violencia ha aumentado debido al actuar de estos grupos delictivos, por ‘vendettas’ entre ellos que busca apoderarse del territorio y de los cultivos ilícitos. Revisaremos con detenimiento el reporte y analizaremos medidas para abordar este panorama de inseguridad”, aseguró Luis Alberto Acevedo, secretario de Gobierno de Norte de Santander.

Frente a la victimización de la población venezolana en medio de estas acciones armadas, el funcionario dijo que no se puede establecer la cantidad de migrantes afectados por falta de cifras oficiales.

También, aseguran que la poca denuncia de la población civil sobre presuntos casos
de abuso de la autoridad militar en el territorio, reseñado por el informe, estaría invisibilizando estas irregularidades.

Por su parte, el alcalde de Hacarí, Milciades Pinzón, precisó que su municipio sigue siendo el epicentro de los combates entre el Eln y los ‘Pelusos’, grupos armados responsables del mayor número de homicidios, amenazas a líderes sociales y desplazamientos masivos.

“El informe es la realidad del Catatumbo y es lo que venimos sufriendo desde el año anterior. Aunque las enfrentamientos se han apaciguado y hay una tensa calma, todavía se respira el miedo en las calles y escuelas”, precisó el mandatario.

Este gobernante local añadió que la estela de desplazamientos y sus efectos humanitarios tienen las finanzas del municipio sumidas en una crisis, por lo que hace un llamado urgente al Estado para activar mayores canales de asistencia a la población víctima.

En ese sentido, se refirió el personero de Teorama, Ever Pallares, quien se mostró preocupado por la reactivación del conflicto, esta vez entre la Fuerza Pública y los grupos alzados en armadas.

En el último mes, este despacho contabilizó cerca de 30 acciones violentas, entre enfrentamientos, amenazas y activaciones de artefactos explosivos y minas antipersonal.

El delegado del Ministerio Publico dijo que en la población se esperaba el retorno de la calma, una vez la guerrilla del Eln consiguió diezmar las estructuras enemigas de Los Pelusos y obligó el repliegue de algunos de sus reductos a lugares vecinos.

“Esta situación se está agravando de un momento a otro. El martes tuvimos una situación grave, donde la población civil quedó atrapada en la confrontación y hubo mucho pánico en las escuelas. Una civil resultó herida, pero no fue de gravedad. Es preocupante lo que sigue ocurriendo acá”, remató el funcionario.

CÚCUTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *