Demanda mundial de petróleo caería por enfrentamiento EE.UU. – China | Economía



El petróleo Brent cayó por debajo de los US$60 por barril por segundo día, mientras los inversionistas evaluaban las perspectivas de un enfrentamiento prolongado entre Estados Unidos y China, después de que la administración Trump catalogara al gigante asiático como como manipulador de divisas.

(Lea: Precios del petróleo siguen bajando)

Los futuros negociados en Londres borraron un repunte anterior para caer alrededor del 0,5% el martes.

(Lea: Precios del petróleo vuelven a caer con fuerza)

Una medida asumida por el Banco Popular de China al inicio del día para fortalecer el yuan no fue suficiente para evitar las preocupaciones sobre la creciente disputa entre los mayores consumidores de petróleo del mundo.

(Lea: Aranceles de Trump y decisión de la FED colapsan precios del petróleo)

Un cierre por debajo de US$59,65 por barril colocaría el precio de referencia global en un mercado bajista, un 20% por debajo de su máximo de fines de abril.

“No debemos subestimar el impacto potencial de una verdadera guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo”, dijo Bart Melek, jefe de estrategia global de productos básicos de TD Securities.

“Esto podría significar que nosotros, como mercado, sobreestimamos significativamente el crecimiento de la demanda de petróleo y podríamos estar fácilmente en una situación de superávit en 2020”.

Los precios del crudo Brent cayeron un 8% este mes debido a que las preocupaciones económicas mundiales eclipsan la creciente amenaza de interrupciones del suministro en el Medio Oriente. Irán podría intensificar sus operaciones contra los buques atraviesan el Estrecho de Ormuz, el punto petrolero más importante del mundo, dijo el lunes el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif.

Si bien el calificativo a China por parte del Departamento del Tesoro de EE.UU. es en gran parte simbólico, con solo posibles castigos modestos en comparación con las medidas que el presidente, Donald Trump, ya ha aplicado contra la nación asiática, subraya el rápido deterioro de la relación entre ambos países.

Es probable que Pekín tome represalias con gravámenes a las importaciones de petróleo de EE.UU. si la Casa Blanca sigue aplicando aranceles a todos los productos chinos, escribió Michal Meidan, directora del Programa de Energía de China en el Instituto de Estudios de Energía de Oxford, en una nota.

“La guerra comercial entre EE.UU. y China está empeorando en todas las formas posibles”, dijo Satoru Yoshida, un analista de materias primas de Rakuten Securities Inc. en Tokio. “Incluso si las tensiones disminuyen en un área como los aranceles, las sanciones a las empresas o a las monedas, podrían encontrar otro punto de conflicto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *