Piden nueva necropsia al cuerpo del joven que murió en base militar de Santander – Otras Ciudades – Colombia



Tras la aparición de una serie de videos sobre el momento cuando el joven de 16 años saltó la barricada de la mase militar de la Lizama y falleció luego de que un soldado disparara, la Fiscalía solicitó la realización de una nueva necropsia.

“El ministro de Defensa y algunas autoridades hicieron afirmaciones que, inicialmente, no concuerdan con los videos que aparecieron después”, indicó Diego Lozano, abogado defensor de la familia del occiso.

En las próximas horas, técnicos del CTI de la Fiscalía llegarán hasta el cementerio del corregimiento La Fortuna, donde fue sepultado el menor de edad el pasado miércoles y efectuarán la exhumación del cuerpo.

La familia está citada para que haga presencia en el momento que se realice el procedimiento y los restos sean trasladados a la ciudad de Bucaramanga, donde va a efectuar la nueva necropsia.

“Esto es bueno para todas las partes porque inicialmente se había dicho que era una sola bala pero se ve y se escucha que fue una ráfaga”, indicó el abogado Lozano.

El pasado lunes, el fiscal encargado, Fabio Espitia Garzón, explicó que no hubo intensión por parte del soldado de asesinar al joven, “no existió homicidio doloso; la Fiscalía constata lo que sucede con base en los dictámenes de balística, y esto nos demuestra, fundamentalmente, que existió un disparo que no iba dirigido a la persona”, enfatizó el Fiscal (e).

La familia del joven ya interpuso una demanda contra el Estado por estos hechos, argumentando que no hubo una actuación correcta por parte de los militares.

Pégueselo mi cabo, pégueselo

“El Estado debe reparar a la familia por el daño causado por el uso desproporcionado de la fuerza y con el antecedente de que no neutralizaron a una persona como debieron haberlo hecho”, indicó el abogado de la familia del joven, Diego Lozano.

Entre los videos que han aparecido en los últimos días, hay uno que fue grabado por un soldado que le grita al cabo que habría disparado, “pégueselo, mi cabo, pégueselo”, justo cuando el menor salta la barricada en la base militar.

BUCARAMANGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *