Procuraduría pide investigar a hombre que dañó bandera LGBTI en Medellín – Medellín – Colombia



La Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Fiscalía investigar por el delito de hostigamiento agravado a Luis Emilio Arboleda Arenas y a las demás personas que participaron en la destrucción de la bandera LGBTI que fue azada por la alcaldía y colectivos ciudadanos  en el Pueblito Paisa de Medellín para promover por una semana el respeto por la diversidad.

Para el órgano de control, el comportamiento de estos ciudadanos es inaceptable y se constituye como “una muestra clara de un acto de hostigamiento, pues buscaba promover un acto de discriminación que no se limitó al daño de un bien público, sino que también buscó causar un perjuicio moral materializado en un ambiente de odio hacia los integrantes de la comunidad LGTBI”.

Unas personas bajaron la bandera del orgullo LGBTI ?️‍?que había sido izada en el pueblito paisa en Medellín. La botaron a la basura y la rompieron con un cuchillo. Este es un hecho de intolerancia y fanatismo muy grave que debemos rechazar enfáticamente @marcela_s_b @DanielSamperO pic.twitter.com/lLJZ8halnb

— Mauricio Albarracín ?️‍?? (@malbarracin) 29 de junio de 2019

La Procuraduría hizo la solicitud tras considerar que este hecho no se puede calificar como ejercicio de la libertad de expresión, sino como una incitación a la violencia y la movilización de los antioqueños en contra de las personas de la comunidad LGBTI.

Para la entidad, el hecho se enmarca en el delito de hostigamiento, en tanto que  “el contenido de su comportamiento constituye un acto que promueve e incita a la violencia e intolerancia del conglomerado social, respecto de las personas que no comporte su orientación sexual, traducido en un daño mora a quienes hacen parte de esta minoría”.

El contenido de su comportamiento constituye un acto que promueve e incita a la violencia e intolerancia

El Ministerio Público recalcó que en otras sociedades estos comportamientos son entendidos como actos de odio, frente a los cuales la Procuraduría General de la Nación tiene el deber de intervenir como defensor de los derechos humanos de los grupos minoritarios.

Asimismo, reiteró que debe intervenir para que estos actos no se repitan en el futuro, en pro de lograr un país más incluyente, tolerante y respetuoso del libre desarrollo de la personalidad y sus diversas manifestaciones.

Cabe recordar que la bandera que Arboleda y otras personas descolgaron y cortaron con navajas había sido instalada por las mismas autoridades municipales, pero solo estaría allí una semana. Tras la destrucción, colectivos LGBTI y ciudadanos izaron una nueva bandera arcoíris.

La Policía les impuso una multa a los involucrados en la destrucción de la bandera y la Fiscalía anunció que se encargaría del caso, pero no precisó si sería por el delito de hostigamiento, como lo solicita la Procuraduría. 

MEDELLÍN



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *