Acuerdos entre EPM y comunidad indígena afectada por Hidroituango – Medellín – Colombia



La escrituración de 500 hectáreas de tierra para mitigar parcialmente la pérdida del territorio por las obras de Hidroituango es uno de los 26 proyectos acordados entre EPM y la comunidad indígena Nutabe de Orobajo, en Sabanalarga.

Este resultado se dio tras dos años de trabajo en una consulta previa, que se debió hacer con esta comunidad, que apenas fue reconocida como tal por el Ministerio del Interior, mediante la Dirección de Asuntos Indígenas (Dairm).

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM, explicó que en 2001, se hizo la diligencia ante MinInterior, que determinó que en la zona de influencia del proyecto no había minorías étnicas.

“Sin embargo, entre 2015 y 2017 comenzamos a trasladar a 35 familias que habitaban en el corregimiento de Orobajo, con el consentimiento del cacique gobernador, pero mediante sujetos individuos y no como comunidad, pues no estaba determinado”, explicó el gerente.

“Lo más importante para las comunidades indígenas es tener territorio y gracias a consulta previa realizada por EPM ahora tenemos 500 hectáreas que le dan tranquilidad y arraigo a nuestro pueblo que se encontraba disperso” #ProyectoItuango Guardia Mayor comunidad indígena Nutabe pic.twitter.com/GkBlFxZ1P2

— EPM estamos ahí (@EPMestamosahi) 4 de julio de 2019

Luego, en marzo de 2017, cuando Hidroituango ya superaba el 70 por ciento en construcción, la Dairm emitió una resolución que certificaba a los Nutabe como comunidad indígena, lo que obligó a EPM a realizar una consulta previa, que es un diálogo intercultural que garantice la participación de esas comunidades y que las decisiones que se tomen en torno a un proyecto proteja la integridad cultural y los derechos de dichas comunidades.

De acuerdo con EPM, ya terminó la fase de acuerdos de la consulta previa, que incluyó 26 proyectos con ejes temáticos como: fortalecimiento étnico, gestión ambiental, proyectos productivos, infraestructura comunitaria y el predio, ya mencionado, para restituir la pérdida parcial por la construcción del proyecto.

“Se continuará con la implementación de los proyectos que tienen un cronograma para su ejecución de dos años, mientras que la adquisición y escrituración del predio Cabildo se daría en cuatro meses después de firmada el acta”, informó EPM.

Aclaró la empresa, que las familias ya habían sido restituidas, lo importante de esta consulta previa es preservar el carácter comunitario y que esta comunidad, que existe desde el siglo XVI, tengan donde pervivir.

MEDELLÍN



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *