Maltrato animal: Muerte de una llama en San Gil, Santander – Otras Ciudades – Colombia



El cuerpo de Bomberos de San Gil, Santander, recibió este lunes una llamada en la que indicaban que un animal llevaba varios días postrado en una zona boscosa.

Según Wilson Velásquez, sargento del cuerpo de Bomberos de San Gil, llegaron al lugar y luego de una hora de búsqueda dieron con una llama que se encontraba en mal estado de salud, no podía moverse y presentaba signos de estar deshidratada.

“Recibimos una llamada de que había un animal que no se movía por los lados de la entrada del Bella Isla, salimos dos unidades y localizamos la especie después de una hora de búsqueda, se evidenciaba que estaba en mal estado, deshidratada, se procede a sacar del sitio, la trasportamos en una polisombra que encontramos y la llevamos a la estación de Bomberos”, indicó el sargento.

El animal llevaba más de cuatro días en el sitio luego de que, al parecer, cayera a la quebrada y según indica el bombero, el dueño de la llama nunca buscó ayuda de las autoridades para poder transportarla y que recibiera ayuda de un veterinario.

“Según indagaciones que se hicieron con la comunidad, manifestaron que ese animalito se había caído a la quebrada uno días atrás y que una persona, al parecer el dueño, les había pedido la colaboración de que la sacaran hacia donde la encontramos nosotros pero no se evidenció que la intentaran transportar hacía algún centro asistencial veterinario”, afirma Velásquez.

La llama estaba desnutrida y tenía las rodillas luxadas.

La llama pasó una noche en la estación de Bomberos antes de poder ser atendida por un veterinario ya que por ser lunes festivo fue complicado que recibiera atención. El martes en la mañana llegó un médico que le hizo algunos exámenes en las extremidades, “determinó que estaba muy deshidratado, en mal estado, tenía las rodillas luxadas, por eso no se podía parar, y aparte del abandono total en el que estaba, ya había perdido la visión por un ojo”, indicó el sargento que atendió el caso.

En medio de los exámenes, la llama entró en paro respiratorio y aunque intentaron hacer maniobras de reanimación el animal murió en la estación de Bomberos luego de una noche desde su rescate.

Pese a que los Bomberos hicieron pública la información el pasado lunes festivo para que los propietarios se acercaran al lugar, hasta el momento no se tiene información de quiénes serían los propietarios, sin embargo la Policía ambiental ya está investigando el caso de abandono que le causó la muerte a la llama.

BUCARAMANGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *