Estafas millonaria de banda criminal desde cárcel en Tolima – Otras Ciudades – Colombia



Seis integrantes de la banda ‘Los Manyoma’, cuatro hombres y dos mujeres, fueron cobijados con medida de aseguramiento tras ser señalados de cometer extorsiones vía telefónica. Se cree que la banda es liderada por Jhon Jairo Barraza Ramírez, quien purga una condena de 25 años en la cárcel Picaleña de Ibagué, por secuestro simple y hurto.

Todos fueron señalados de cometer extorsiones en la modalidad ‘tío-tío’. En esta modalidad extorsiva la persona es contactada por un falso familiar, quien le informa que está pasando por un problema y que para la solución debe consignar una determinada suma de dinero.

La investigación estableció que 33 de sus víctimas, quienes bajo amenazas y engaños -vía telefónica- terminaban consignando grandes sumas de dinero, residen en 16 departamentos del país. A la banda le imputaron los delitos de concierto para delinquir con fines extorsivos, en concurso con extorsión consumada y tentada. Tres de los procesados aceptaron cargos.

La medida de aseguramiento también recae sobre Óscar David Cubillos Ospina y Diana Marcela Trujillo Suárez (esposa del cabecilla) cobijada con detención domiciliaria con brazalete electrónico, por ser madre lactante.

Fredy Fernando Garzón Ávila y Roberth Andrés Correa Guzmán no admitieron su responsabilidad. Al primero, el juez le impuso medida no privativa de la libertad por padecer diabetes tipo C, la cual le causó ceguera y –según la autoridad- lo mantiene en un complejo estado de salud, mientras que al segundo le dictó detención domiciliaria con vigilancia mediante brazalete electrónico.

La sexta implicada es Vivian Giseth Aldana Salas, quien fue notificada en la cárcel por los nuevos cargos y permanecerá privada de la libertad con medida de aseguramiento en el centro penitenciario del municipio de Rivera (Huila).

Es importante recordar que cuatro de los investigados habían sido detenidos la semana pasada en Bogotá, Ibagué y Rivera.La Fiscalía logró verificar que las víctimas eran contactadas desde el interior de la cárcel mediante el uso de por lo menos 22 líneas telefónicas.

El dinero que las víctimas consignaban era reclamado por Vivian Giseth Aldana, una enfermera a quien se le atribuye el cobro de unos 300 millones de pesos.

Posteriormente, se le entregaba a Diana Marcela Murillo Suárez, esposa del cabecilla de la banda, quien fue detenida y señalada de liderar las finanzas de la organización ‘Los Manyoma’.

La investigación se inició tras la denuncia de una mujer en el departamento de Meta, quien aseguró que su falso pariente le hizo enviar seis giros a nombre de uno de los presuntos miembros del grupo delincuencial, hasta completar la suma de 13’700.000 pesos.

FABIO ARENAS
Para EL TIEMPO
IBAGUÉ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *