Boca Cerrada, Sucre, el pueblo que no votará en elecciones regionales 2019 – Otras Ciudades – Colombia



Las 331 personas aptas para votar en el corregimiento de Boca Cerrada, del municipio de San Onofre, Sucre, tomaron la decisión radical de no dejar instalar la única mesa de votación por parte de la Registraduría, para los próximos comicios del 27 de octubre.

Este censo de potenciales votantes, que aún está a la espera de ser actualizado, dicen que solo les ven las caras a los políticos en época de campaña y que luego de escuchar decenas de propuestas, sus problemáticas siguen empeorando.

La falta de agua potable los obliga a tomar el líquido de un caño, que no es apto para consumo humano y sus calles que son polvorientas, por la carencia de pavimento durante el verano, se transforman en altas corrientes de agua, que penetran las humildes viviendas, en época de invierno.

Según sus habitantes, la posibilidad de ver llegar agua potable a sus viviendas, se da cuando la Armada de Infantería de Marina los dota con camiones carro tanques de vez en cuando, carecen de alcantarillado y de vías de acceso pues el ingreso a su municipio es únicamente por vía marítima, en lancha.

Y si de las infraestructuras principales se trata, como el colegio, donde reciben clases decenas de menores, sus aulas están sumidas en el abandono y la precariedad.

Así también luce la única iglesia del pueblo, que evidencia su pésimo estado, no solo por la falta de techo, sino por la corrosión de sus corroídas y casi colapsadas paredes, situación igual a la de casi la totalidad de las viviendas del pueblo.

El Departamento de Bolívar es quien está ayudando a salir de esta situación precaria al pueblo de Boca Cerrada (Sincelejo).

La ausencia de las administraciones del departamento de Sucre, es absoluta y según visitantes al lugar, el apoyo es más eficiente de parte del departamento de Bolívar, del cual se encuentran geográficamente más cerca, que al que pertenecen por territorialidad.

“Nos prometen, pero no cumplen. Se han aprovechado de las necesidades de todo un pueblo que por décadas ha quedado sumido en el olvido. De vez en cuando podemos disfrutar de la misa, cuando algún sacerdote de Bolívar, nos hace el favor de realizarla en el colegio”, manifestó uno de sus habitantes.

Esta sería la segunda vez que los habitantes de Boca Cerrada, alzan su voz de protesta contra las promesas incumplidas, de las administraciones local y departamentales de turno, puesto que en las elecciones del 11 de marzo de 2018, la comunidad impidió en horas de la mañana, el ingreso de los tarjetones al único puesto de votación. Sin embargo las autoridades, policiales dieron un parte de situación superada, en horas de la tarde.

Luz Victoria Martínez
Especial para EL TIEMPO
Sincelejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *