Cada hora, tres personas murieron de forma violenta en 2018 – Delitos – Justicia



Aunque desde el 2010 el país venía con una reducción en las muertes violentas –fallecimientos que no se dan por causas naturales–, el año pasado cambió esa tendencia. En el 2018 hubo 25.807 muertes violentas (unos 2,9 casos cada hora), cifra que superó a la del 2017 en un 1,7 por ciento. También se reportaron 263.275 lesiones de todo tipo, unas 2.651 más que el año anterior.

En el informe de Medicina Legal presentado esta semana también se evidencia que si bien las muertes y lesiones accidentales tuvieron una reducción en 2018 (de 12,1 y 9,3 por ciento respectivamente), en general, los índices de violencia aumentaron. Los homicidios y suicidios fueron los que más subieron, mientas que en los casos no fatales, el mayor incremento se dio en los abusos sexuales, con un 9,5 por ciento más que en el 2017.

La violencia intrafamiliar aumentó en un 4 por ciento, y cada día fueron atendidas en Medicina Legal 78 personas agredidas por algún familiar. Otras 318 ingresaron a diario por lesiones interpersonales. Para Diana Rodríguez, psicóloga de la Universidad Externado, la situación social del país “facilita” la violencia. “Se vuelve un problema cultural en el que difícilmente las cifras de violencia callejera, familiar o abusos sexuales podrán disminuir”, explicó.

San Andrés, con más lesiones personalesCada día de 2018 se reportaron en el país seis riñas más que en 2017

San Andrés reportó la mayor tasa de heridos en medio de un ajuste de cuentas, una bala perdida, atracos o riñas, entre otros tipos de violencia. Según el informe de Medicina Legal, la isla registró una tasa de 460,38 casos por cada 100.000 habitantes. Mientras San Andrés tiene la tasa más alta, el mayor número de casos se lo lleva Bogotá –que reportó 29.335 lesionados–, con una tasa de 358,57. Otro factor preocupante es que la mayoría de lesiones se dan en riñas. El año pasado, 78.097 de los 116.115 hechos de violencia interpersonal estuvieron asociados con esas peleas, unos 2.100 casos más que en 2017. Según Andrés Macías, experto en seguridad, en el país “muchas veces queremos resolver las diferencias a través de la agresión y no por el diálogo”, por lo que se deberían generar campañas en las comunidades y fortalecer a los entes territoriales para que ayuden en la resolución de los conflictos.

Mujeres, las más agredidas en la familiaEl 7,5 % son adultas mayores

Niñas, mujeres y adultas mayores siguen siendo las principales víctimas de violencia por parte de sus familiares, pues registran el 59,37 por ciento de los casos de agresiones dentro de la familia. Aunque esta violencia ha venido aumentando frente a todos los integrantes de las familias, hay preocupación por el incremento en las agresiones contra niños y ancianos. Mientras que en 2017 fueron agredidos 10.385 menores de edad, en 2018 la cifra fue de 10.794. Ese año se reportaron 2.261 adultos mayores lesionados, de los cuales 1.279 eran mujeres. La mayoría de los ataques a los niños vienen de sus padres, mientras que los ancianos son agredidos por sus hijos. Medicina Legal ha dicho que el problema radica en que la violencia intrafamiliar es una conducta aprendida, por lo que se deben generar acciones desde el hogar. “De esos niños (violentados) no podemos esperar que cuando sean adultos vayan a tener un entorno diferente”, dijo Claudia García, su directora.

La mayor tasa de violencia sexualEn 10 años hubo 221.000 casos

Cada día del año pasado, en promedio 62 niños fueron víctimas de violencia sexual y 28 de ellos tenían entre 10 y 14 años. Los datos revelados en el estudio Forensis de Medicina Legal evidencian una preocupante situación sobre la violencia sexual, que pasó de 23.798 casos en 2017 a 26.065 en 2018, con un aumento de 9,5 por ciento. En los últimos 10 años, 221.000 personas habrían sido abusadas sexualmente; la mayoría, menores de edad. Precisamente el año pasado el Instituto inició el estudio de los casos en los que menores son víctimas de pornografía, presunta explotación sexual o trata con fines sexuales. Identificó a 145 víctimas. Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y Adolescencia, dijo que es importante avanzar en materia de educación sexual para que los niños “conozcan y defiendan que sus partes son íntimas y que nadie puede tocarlas. Que conozcan sus derechos y se empoderen”. Enfatizó en promover el diálogo.

Suicidio no bajaEl año pasado, el 43 por ciento de los suicidios fueron de jóvenes

En el 2018 se reportaron en el país 2.696 suicidios, la cifra más alta de la última década, con una tasa de 5,93 casos por cada 100.000 habitantes. La tendencia no cambia, y en los primeros cinco meses de este año ya se han registrado 1.024 suicidios. Causa preocupación que las cifras no bajan desde el 2013 y que, según expertos, no existen políticas públicas para enfrentar el problema. El 43,3 por ciento de las muertes autoinfligidas se reportan en personas entre los 20 y 39 años. Además, en 2018 se registró el suicidio de 284 menores de edad. Para Gina Caicedo, docente de Educación de la Universidad Externado, quien ha manejado de cerca estudios sobre el tema, los entornos educativos de niños y jóvenes no establecen medidas contra comportamientos “sistémicos” que pueden ser identificados como factores de riesgo. Por ejemplo, aspectos como la falta de identidad e incluso la presión que pueden sentir los jóvenes en las redes sociales.

REDACCIÓN JUSTICIA
En Twitter: @PazyJusticiaET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *