“Vale la pena informar pese a las amenazas”: Lucía Pineda, periodista – Medellín – Colombia



“El estado del periodismo en Nicaragua es bastante difícil y crítico. Quienes se quedaron en Nicaragua están ejerciendo el periodismo escondidos en sus casas, no ejercen su profesión en total libertad”. Con estas palabras, la reportera nicaragüense Lucía Pineda Ubau, comenzó su intervención en el Hotel Estelar Milla de Oro, ubicado en El Poblado, el jueves 6 de junio.

En el marco de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos que tiene lugar en Medellín, la periodista visitó la ciudad y contó su experiencia como exprisionera política de Nicaragua, la reportera pasó más de 170 días recluida en una cárcel por retratar la represión y las vulneraciones a los derechos humanos que se dan en su país, además, de los impedimentos para el ejercicio del periodismo.

Lucía Pineda Ubau es una reportera reconocida en su país y es uno de los rostros más familiares para los nicaragüenses, quienes han sido testigo de su prolífica trayectoria de 24 años en los noticieros más importantes de este país. Fue detenida por la policía el 21 de diciembre del año pasado en la sede del noticiero 100 por ciento Noticias y recuerda que antes de la captura, los periodistas del medio debían realizar sus entrevistas vía Skype porque habían retenes en las afueras del noticiero.

“Los uniformados allanaron el canal el 21 de diciembre, se llevaron preso a Miguel Mora, el director, yo pude pasar un informe de última hora en esos momentos de angustia sobre su detención, después, no me dio tiempo de informar porque ya me llevaban presa, nos llevaron a una cárcel de tortura, en una semana me sacaban de la celda como 30 veces para interrogatorios y me insultaban, me decían que era una terrorista”, dijo.

Durante su encarcelamiento, los guardias le solicitaban que filmara un video en donde debía retractarse por sus afirmaciones acerca del gobierno de Daniel Ortega, que era calificado como una dictadura por el proporcionado de la fuerza y la censura en medios de comunicación. No accedió a la petición y fue liberada el 11 de junio del presente año ante la presión de distintos organismos internacionales.

En una semana me sacaban de la celda como 30 veces para interrogatorios y me insultaban, me decían que era una terrorista

“Sufrí mucha presión y hostigamiento, nos decían que éramos culpables pero no habíamos cometido ningún delito. Desde mi corazón perdono a los que me pusieron tras las rejas durante seis meses, seguiré informando lo que pasa en mi país, por discreción debo mantenerme unos meses fuera de Nicaragua, en ese tiempo, espero que se pueda organizar la sede de 100 por ciento Noticias, nuestras plataformas digitales están intactas mientras tanto”, expresó.

Según Pineda, se estima que hay  más de 70 periodistas nicaragüenses exiliados en Costa Rica, Guatemala y Estados Unidos, lo considera como una cacería a reporteros por parte de la presidencia de Ortega. Cuenta que hay casos de periodistas que ejercen su oficio en condiciones deplorables, incluso, lo alternan con oficios como la conducción, la venta de lotería y productos en tiendas.

“El caso de Lucía y Miguel es emblemático, eran los únicos periodistas de las Américas que estaban presos por ejercer su profesión pues son muy excepcionales los casos de periodistas que están presos en el continente en los últimos 20 años. La presión del Estado para que dejen de pasar 100 por ciento Noticias es una forma indirecta de censura”, afirmó Ernesto Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sufrí mucha presión y hostigamiento, nos decían que éramos culpables pero no habíamos cometido ningún delito

Frente a la ejecución de la Asamblea General de la OEA, la reportera manifestó que los nicaragüenses  demuestran optimismo y esperan que el mandatario de turno sea derrocado. Pineda añadió que se está conformando una comisión de alto nivel de la OEA que se encargue de analizar y tomar medidas sobre la situación de Nicaragua. 

Sin embargo, aunque, para la periodista, el panorama sociopolítico de Nicaragua parezca desolador, todavía tiene la esperanza de que exista la libertad de expresión en su país porque “el periodismo en Nicaragua ha jugado un rol importante en la democratización, vale la pena informar porque le demostramos al régimen de ortega que no le tuvimos miedo, los periodistas independientes estamos derrotando la censura”.

MELISSA OROZCO DUQUE
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter: @MelissaOrozcoD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *