Diagnóstico de Francisco Egas: la Ecuafútbol está grave



Conceptual y sin tapujos, el presidente de la Ecuafútbol, Francisco Egas, compareció durante 58 minutos en la sala de prensa del organismo rector del fútbol en Quito. El dirigente respondió preguntas sobre la coyuntura del fútbol local y la decepcionante actuación de Ecuador en la Copa América, pero dijo más: hizo una radiografía de los males del fútbol ecuatoriano y de su organización. “Muchas cosas deben cambiar en todos los órdenes: la logística, los viajes, la disciplina, el rol de los jugadores, el cuerpo técnico”.

El directivo centró sus reflexiones en cuatro puntos: la situación del DT Hernán Darío Gómez, la renovación de la Selección, la economía de la Federación y los cambios estructurales del ente.

Egas se reunirá en los próximos días con los dirigentes en un Directorio para tomar la decisión sobre el ‘Bolillo’ Gómez y los otros temas.

El contrato de ‘Bolillo’ Gómez y la rescisión

Los dirigentes de la FEF quieren terminar el contrato que une a Hernán Darío Gómez con el organismo hasta el 2021 y por el cual desembolsan USD 1 448 370 por año. “La decisión tiene que venir de un estudio futbolístico y no futbolístico, por lo menos desde febrero, cuando asumimos esta administración. Cuando tengamos este análisis, veremos los resultados para entrar o no en el proceso de cambio”, dijo Francisco Egas.

El contrato de ‘Bolillo’ no establece una cláusula o penalización en caso de terminación unilateral. Pero sí estipula que, en caso de que la Ecuafútbol decida despedirlo, el organismo deberá pagarle todos los meses que le queda por contrato. Aproximadamente unos USD 4 millones.

Egas espera los informes que presente el cuerpo técnico sobre la paupérrima actuación de la Tricolor en la Copa, en donde apenas logró un punto de nueve posibles, anotó dos goles y recibió siete. “Hay que ver esas conclusiones antes de que nosotros tomemos una decisión. Solo han pasado 24 horas del retorno de la Selección al país”.

El déficit y los pasivos de la Ecuafútbol

​Según Francisco Egas, en la Federación hay un estado de descomposición general: administrativo, financiero y de estructura organizacional. Dice que esa crisis de fondo también contagia y alcanza a la Selección mayor. Dio cifras del balance económico real del ente rector del fútbol, al 31 de diciembre del 2018: la FEF registró pérdidas por USD 5,8 millones y un déficit de USD 7,9 millones. Los nuevos directivos encontraron gran cantidad de sobregiros. “Había la práctica de: te giré un cheque, pero lo dejé guardado”, dijo el funcionario.

De acuerdo con Egas, el acceso al crédito es nulo, al igual que la credibilidad de la Ecuafútbol en las entidades financieras. Además, el año pasado, tres auspiciantes de la Selección decidieron retirar su patrocinio y, pese a los intentos de la actual administración, no tienen ganas de volver.

“La Ecuafútbol es un enfermo de gravedad. No podemos curarla con una aspirina. Será un tratamiento duro, largo y doloroso, pero estamos seguros que podemos sacarlo adelante”, advirtió.

Renovación total de la Selección mayor

Según Francisco Egas, el 60 o 70% de la actual Selección tiene que ser cambiado y dar paso a jugadores más jóvenes y con más atrevimiento. Según su criterio, los futbolistas han perdido el norte de lo que significa defender al país.

“Queremos una Selección con códigos de conducta intachables. Durante este período de competencia (la Copa América) se han evidenciado comportamientos que no van de acuerdo con ese deseo y la exigencia del deporte de Alto Rendimiento”.

Las declaraciones de Egas surgen en el contexto de rumores de supuestos actos de indisciplina realizados luego del último partido de la fase de grupos ante Japón. “Hemos solicitado todos los informes referentes y habrá sanciones a quienes hayan violado las normas”.

En un contexto económico crítico, la Ecuafútbol decidió revisar el sistema de premios e incentivos económicos para la Tri mayor. Se presupuestó USD 6 947 131 en gastos para este año. De esa cifra, 2 070 000 millones son para premios del primer equipo.

El caso Vinicio Luna está bajo análisis

Vinicio Luna, excoordinador logístico de la Federación, usó los cupos que asigna la Conmebol a los dirigentes de la Federación para el viaje de un grupo de invitados y periodistas, según denunció el jueves 27 de junio del 2019 Francisco Egas. El grupo realizó desplazamientos internos junto a la Selección y compartió hoteles en Brasil con el equipo.

“Apenas me enteré dispuse la salida de dicho grupo. Necesito regresar a Guayaquil y estudiar el proceso de adjudicación de esos cupos. Investigar quién dio esas ayudas, si lo hizo por error, omisión u otra motivación. Esta es la última vez que pasará algo así”, dijo Egas.

El caso de Vinicio Luna es un síntoma del manejo dentro del organismo. Según la valoración del directivo Egas, en la Federación, al igual que en la Selección, hay una cultura no alineada al alto rendimiento y al buen comportamiento. Anunció la implementación de un Plan Estratégico y la creación de una Dirección Técnica para que los objetivos institucionales se difundan y se cumplan en todos los estamentos del organismo rector del fútbol ecuatoriano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *