Medidas de movilidad afectan a comerciantes de Belén, en Medellín – Medellín – Colombia



Según Gilberto Sánchez, comerciante del barrio Belén, las ventas de su negocio han caído un 53 por ciento desde que los operativos para controlar el parqueo en la zona se intensificaron. La carrera 76, en donde está su negocio, es considerada por la secretaría de Movilidad una vía arteria. Por eso, el estacionamiento está prohibido a cualquier costado de ella.

Sin embargo, los comerciantes recuerdan que no siempre fue así. “Antes dejaban parquear en el sentido norte-sur. Pero desde enero mandaron los guardas, que le caen a cualquiera que pare un momentico”, dice Sánchez.

El comerciante, que se dedica a la venta de calzado, cree que la prohibición lo ha hecho perder gran parte de su clientela. Cuenta que en abril hizo una encuesta entre sus compradores habituales: llamó a 195 para saber si estaban dispuestos a seguir comprando en su almacén a pesar de no poder parquearse sobre la 76. El resultado fue diciente: 95 expresaron que no volverían porque no tienen en dónde dejar sus carros.

Gloria Eugenia Londoño, presidente de la Junta de Acción Comunal de Belén San Bernardo, expresa que se unió a los comerciantes cuando conoció el momento por el que están pasando. “Acá ya han cerrado tres locales y hay dos más que están desocupando sus cosas. El otro problema es que los guardas, por lo general, tratan mal a los conductores, son groseros”, expresa.

A pesar de los problemas económicos que enfrentan, los comerciantes son conscientes de que el mal parqueo es un flagelo que afecta la movilidad y debe controlarse. El concejal de Medellín, Ricardo Yepes, coordinador de la comisión accidental que analiza el problema de seguridad en la comuna 16 (Belén), considera que hay una solución posible que alivie la situación de los comerciantes sin afectar la movilidad.

Según dice, el flujo de la carrera 76 es mucho menor en sentido norte-sur, donde se encuentra el negocio de Gilberto Sánchez. “El tráfico en ese sentido es menor. Entonces, un carril puede ser utilizado para el parqueo y estamos seguros de que esto no va a formar tacos ni va a congestionar el sector”, apunta Yepes.

Por la misma vía piensa el comerciante Sánchez. Según cuenta, en varias ocasiones se han reunido con la secretaría de Movilidad para exponerle esa posibilidad. A pesar de que la administración los ha atendido y ha escuchado sus quejas, dicen que todavía no han recibido una respuesta concreta.

Cuando se parquean a ambos lados generan problemas de movilidad

“El problema es que alguien que venga a pagar una cuota de unos zapatos de 20.000 pesos, que se demora unos 10 minutos, termina pagando más de 400.000 pesos con la multa, porque ahí mismo que parquea le caen los guardas”, relata Sánchez.

La propuesta de los vendedores es que los clientes puedan estacionarse un momento para entrar a los negocios. Dicen que están dispuestos a llamar al tránsito cuando alguien se estacione más de una hora.

A pesar de los problemas económicos que enfrentan, los comerciantes son conscientes de que el mal parqueo es un flagelo que afecta la movilidad.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

En palabras del concejal Yepes, se trata de “flexibilizar” un poco la norma para no afectar el comercio. El cabildante se queja de que la restricción de parqueo sobre la 76 lleva la problemática a las cuadras cercanas.

En estas es común ver carros parqueados a ambos lados de la vía: “La cosa es que se parquean en estas cuadras y, como lo hacen en los dos lados, tienen que devolverse cuando se encuentran de frente, lo que genera más problemas de movilidad”.

Mientras tanto, los comerciantes siguen a la espera de una respuesta de la dependencia de Movilidad que alivie sus problemas.

MIGUEL OSORIO MONTOYA
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter:@MigoroMontoya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *