La gambeta de Roger Martínez a la paternidad responsable – Otras Ciudades – Colombia



Mientras el futbolista cartagenero Roger Beyker Martínez Tobinson, de 24 años, con sus gambetas, fuerza,  cambios de frente y su golazo ante Argentina hace historia con la selección Colombia en la Copa América Brasil 2019, y es una de las estrellas del técnico Carlos Queiroz para que la tricolor levante el segundo título continental en su historia, en un barrio popular de Cartagena, lejos de luminarias y estadios, Yennifer Villalba, ex pareja sentimental de Martínez Tóbinson y madre de una bebé de  16 meses,  hija del futbolista, asegura que la justicia colombiana le dio la espalda al permitir la salida del país del deportista, para participar en el torneo continental, porque que el crack continua sin cumplir con el total de las obligaciones económicas con su pequeña bebé.

Yennifer Villalba  denunció ante la veeduría de la rama judicial – Vejuca – irregularidades en el juzgado segundo de familia del circuito de Cartagena a cargo de la Juez Mónica Pérez Morales, que permitió la salida del delantero del país.
    
En el auto del pasado 6 de junio, la juez levantó la medida cautelar de restricción que  permitió la salida del país por 30 días a Roger Martínez, y, según Vejuca,  fijó una caución de 96 millones de pesos y un plazo de 30 días para pagarla; si no, se activaría la restricción para la salida del país.

Yennifer Villalba demandó a Roger Martínez por evadir el pago de la manutención de su hija.

Según la mujer, su caso es una injusticia. “La juez le dio 30 días para pagar el dinero y violó así el código de infancia y adolescencia, porque que no se puede levantar la restricción hasta tanto él no presente garantía de cumplimiento de mínimo 24 meses de pago”, exige Yénnifer Un juzgado de familia había ordenado a la estrella del fútbol  entregar 4 millones de pesos mensuales para los gastos de la bebé. Las partes deben constituir una fiducia para ahorrar 2 millones de pesos mensuales, de ese total, con el fin de asegurar los estudios de la menor en un futuro.

Hoy, la madre recibe dos millones de pesos mensuales, por parte del futbolista, en una cuenta de ahorros de Bancolombia, pero ella exige más. 

La cuota de alimentación es el resultado de tasar las necesidades reales de la menor y no solo con base en los ingresos del jugador como lo busca la demandante

‘Una vendetta personal’

“Ya pagaron las cuotas vencidas; más no la caución de 96 millones”, dice Yennifer, que jura ‘hacerle un gol’ a la presunta permisividad de los jueces, y ‘poner en fuera de lugar’ a la paternidad irresponsable de su expareja que, según ella, solo ha visto la bebé en dos oportunidades. 

Por su parte, Jorge Raad, abogado de Roger Martínez dice que la ley no le exige al futbolista pagar 96 millones de pesos.

“No es cierto que tenga que consignar 96 millones de pesos. Esto es un refrito. El jugador ha cumplido con sus obligaciones desde el primer día por ello solicitamos la terminación del proceso”, dice el abogado de Martínez.

Según la madre de la bebé, Martínez, jugador estrella del América de México, además debe responder por tres hijos más  (de 2 años y medio, dos años, y otro bebé) producto de relaciones distintas.

“La cuota de alimentación es el resultado de tasar las necesidades reales de la menor y no solo con base en los ingresos del jugador como lo busca la demandante”, agrega Raad para quien “Esto se está convirtiendo en una vendetta personal”.

Incluso, el abogado va más allá y asegura que la mujer está exigiendo cifras elevadas que no aplican para el caso y que el futbolista estaría pensando ir por la custodia de la menor. 

El jurista sostiene que la madre de la niña ha pedido viajes al exterior con todos los gastos pagos, y que antes del fallo definitivo ya se le habían caído cuatro demandas, porque exigía 20 por ciento de las ganancias totales del deportista profesional.

  
JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO
Cartagena
En Twitter: @PilotodeCometas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *